Voluntariado para mejorar el pueblo palentino de Magaz de Pisuerga

ICAL

La iniciativa, centrada en el paseo conocido con el nombre de ‘El Salero’, pretende “promover e incentivar acciones de voluntariado con la población del municipio”

Limpieza de maleza y residuos, recogida de basura, reformas del mobiliario y regeneración de la zona. Esas son las acciones que se han desarrollado en el programa 'Magaz a Huebra 2020: El Salero', en el propio municipio palentino de Magaz de Pisuerga. Conformado por más de 20 personas y subvencionado por la Diputación, se ha centrado en la realización de un voluntariado ambiental que ha estado coordinado por una educadora social. 

 

La iniciativa, centrada en el paseo conocido con el nombre de ‘El Salero’, pretende “promover e incentivar acciones de voluntariado con la población del municipio”, con el objetivo común “de mejorar las condiciones de vida en el entorno más próximo, recuperando el espíritu de colaboración entre vecinos”, afirma en declaraciones a la Agencia Ical la alcaldesa de la localidad, Patricia Pérez.

 

Apunta que el programa se ha centrado en la limpieza de basuras y malezas acumuladas en la zona; lijado y pintado de elementos y mobiliario urbano deteriorado, así como su decoración; arreglos en papeleras, bancos y escaleras; y la plantación de especies de aromáticas y de árboles en consonancia con la vegetación de la zona.

 

Además, se ha procedido al diseño de elementos de juego en una zona de suelo asfaltado, al pintar un recorrido de psicomotricidad que finaliza con una actividad relacionada con la identificación de las aromáticas plantadas. Por último, se ha llevado a cabo la decoración con lanas a través de elementos y motivos tejidos a mano.

 

Resultados

Pérez detalla que el resultado “ha sido original, llamativo y muy valorado por el voluntariado y la población en general”, quien añade que “lo interesante ha sido el proceso”. Aun así, más allá de la recuperación y mejora ambiental del espacio, las acciones han incidido en la “toma de decisiones, resolución de conflictos y reparto de tareas en equipo”, al mismo tiempo que se reconoce el trabajo realizado por el voluntariado en “una experiencia intergeneracional”, puntualiza.

 

La regidora señala que la intención es que se mantenga estas iniciativas a largo plazo, ya que, además del mantenimiento de la zona por parte del personal municipal, a través de actividades que dinamicen la zona, se intentará en un futuro llevar a cabo actividades de sensibilización.

 

Es decir, acciones encaminadas a la necesidad de cuidar el entorno, como es el caso de un paseo guiado por 'El salero', donde poder observar los trabajos realizados por el voluntariado. Entre todo ello, se dividirán en actividades educativas de reconocimiento de plantas, usos tradicionales en la comarca o revalorización de la vegetación de la zona, subraya Pérez.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: