Villas romanas, Camino de Santiago e historia a través de la Vega del Carrión y La Valdavia

DIP. PALENCIA

Un paseo para descubrir estos lugares de la provincia de Palencia.

Porque no todos los ríos llegan al mar, en la provincia palentina existen dos, el Carrión y el Valdavia, cuyas vegas ofrecen al visitante diversa y multitudinaria flora, monumentos como iglesias y villas romanas o conocer el Camino de Santiago a través de dos rutas que hará las delicias de cualquier viajero.

 

Así, si se sigue curso del río Carrión desde el norte, el visitante podrá contemplar Fresno del Río, Pino del Río, Acera de la Vega, Villasila de la Vega, Poza de la Vega, Barrios de la Vega, Villaluenga de la Vega, San Martín del Obispo hasta llegar a Saldaña.

 

En la misma Villa, se puede visitar en la iglesia de San Pedro el Museo monográfico del yacimiento arqueológico, callejear por Saldaña, ver sus casas blasonadas y con entramados de maderas o pasear por su Plaza Vieja con soportales de gran sabor castellano.

 

Si el Museo ha dejado al turista con ganas de más, cerca de Saldaña, en Pedrosa de la Vega, se podrá visitar la Villa Romana de la Olmeda, que este año cumple 50 años desde que Miguel Cortés la descubriera en 1968.

 

Dentro del yacimiento destacan los valiosos mosaicos, el conjunto de mosaicos de mayores dimensiones existentes en un edificio romano de uso privado, no público, que cubren los suelos de diversas dependencias. En ellos se representan motivos geométricos, vegetales y figurativos, logrando unas interesantes combinaciones cromáticas.

 

También por la zona se encuentra Gañinas y Renedo de la Vega, en cuyo término municipal es interesante visitar las ruinas del Monasterio de Santa María de la Vega (B.I.C.). Se conservan parte de las antiguas dependencias monacales del siglo XVII y la interesante cabecera mudéjar de su iglesia del siglo XIII.

 

Desde Renedo de la Vega los visitantes se podrán dirigir hacia La Serna, donde se encuentra uno de los tres cotos de los que disponen los amantes de la pesca en esta zona.

 

Durante el camino se podrá disfrutar de los bosques ribereños frescos y sombríos formados por alisos, abedules, fresnos, diferentes tipos de sauces, chopos, mimbreras, zarzales, endrinos, enredaderas y otras especies.

 

LA VALDAVIA

 

Por otra parte, si se sigue el curso del Valdavia, ubicada al sur de Congosto de Valdavia se encuentra la Dehesa de Tablares, donde está la Iglesia de la Transfiguración, que posee una interesante portada románica del siglo XIII que tiene dos relieves laterales, uno con el Pantócrator y otro con el Calvario.

 

La siguiente parada será Renedo de Valdavia en cuya iglesia podremos ver una interesante pila bautismal, desde donde se partirá a Arenillas de San Pelayo para ver los restos del monasterio y la iglesia a este santo dedicada. Sus tres ábsides, los capiteles románicos del arco toral y la sala capitular son una obra románica de los siglos XII y XIII.

 

Ya en la iglesia de Villaeles de Valdavia se pueden ver algunos capiteles románicos y en Arenillas de Nuño Pérez una bella pila bautismal. Desde aquí a Carrión de los Condes, donde se enlaza con el Camino de Santiago, para tomar dirección a la Villa Romana de 'la Tejada', que se encuentra en las inmediaciones del municipio de Quintanilla de la Cueza.

 

LA TEJADA

 

La Villa Romana de la Tejada, del siglo II, vivió su periodo de esplendor a mediados del siglo III, manteniéndolo en el IV y llegando a su decadencia ya en el siglo V.

 

Esta villa fue descubierta en el año 1970, mientras se trabajaba en su excavación y conservación en diversas campañas patrocinadas por la Diputación de Palencia.

 

Los sistemas de calefacción, restos de cimentación y arranques de diversas salas, muchas de ellas enriquecidas por mosaicos se han consolidado in situ, para que el visitante pueda reconstruir mentalmente el pasado esplendoroso de esta villa de época tardo-romana.