Valdeón asegura que los responsables de las cajas no hacían caso a las advertencias de control interno

Valdeón, presidenta de la Comisión de Control de 2007 a 2010, asegura en la investigación parlamentaria que "Si no se seguián las recomendaciones del Banco de España fijesé las de la Comisión de Control".

La presidenta de la Comisión de Control de Caja España Rosa Valdeón ha reconocido que la entidad "a veces" no obedecía a las recomendaciones que se lanzaban desde este órgano que, como ha detallado, tenía unas labores "muy limitadas", por lo que sus miembros se sentían "poco valorados" al tener que insistir en sus recomendaciones.

 

Valdeón ha realizado estas declaraciones en su comparecencia en las Cortes ante la Comisión de Investigación sobre las entidades de ahorro, donde ha acudido en su condición de presidenta de la Comisión de Control de Caja España entre 2007 y 2010, un órgano que, a su juicio estaba "hipertrofiado" por su nomenclatura dada la limitación de sus funciones que, en ningún caso, ejercía como órgano "fiscalizador" de la entidad.

 

De este modo, Rosa Valdeón ha detallado las funciones que tenían asignadas en esta Comisión de Control que, en todo caso, eran "macro" para velar tanto por la entidad como por los clientes. Además, dentro de sus competencias, se establecía también el análisis con arreglo a los informes del Comité de Riesgos de que no existiera "trato de favor" en las operaciones de refinanciación, siempre desde el desconocimiento de los titulares de las operaciones.

 

"No estaba en nuestras competencias enmendar decisiones del Consejo, tomábamos decisiones por el interés de la caja y sus clientes", ha aseverado, tras lo que ha reconocido que la fortaleza de la entidad en aquel momento era su "liquidez" y, por contra, lo que más la perjudicaba era "la dependencia" del sector inmobiliario y la "morosidad excesiva".

 

No obstante, ha defendido que la Comisión de Control realizaba su trabajo con toda su capacidad y de forma "seria, rigurosa y fiel" a la realidad, siempre dentro de sus competencias. Sin embargo, ha reconocido que desde este órgano se desconocían las recomendaciones que en su día realizó el Banco de España a la entidad leonesa.

 

A pesar de insistir en que la entidad no "ninguneaba" a los miembros de la Comisión de Control, ha destacado que éstos sí se sentían poco valorados, por lo que ha defendido la utilidad de este órgano. "Sí servían las Comisiones de Control, a veces hasta nos hacían caso", ha reseñado, tras lo que ha reflexionado: "Si no siguen las recomendaciones del Banco de España fijesé las de la Comisión de Control".

 

Valdeón ha recordado que era frecuente pedir más información al Consejo de Administración sobre determinadas cuestiones que llamaban la atención. "Era rara una reunión de la Comisión de Control donde no saliera una advertencia para mandar al Consejo", ha rememorado, tras lo que ha aclarado que la entidad comunicaba las decisiones al órgano que ella presidía una vez tomadas las decisiones y "nunca" de forma previa.

 

"Teníamos la sensación de no ser suficientemente valorados", ha reconocido Valdeón, quien ha reseñado que en ocasiones sentían "frustración" al comprobar que, "a veces" no hacían caso a las recomendaciones de la Comisión de Control. "Ni todas se ignoraban ni todas se tenían en cuenta", ha aclarado, tras lo que ha explicado que "muchas veces, a base de insistir, se iban consiguiendo cosas".

 

En cuanto a las operaciones de refinanciación Rosa Valdeón ha destacado que su labor se centraba en garantizar que no existiera trato preferente a pesar de desconocer el titular de las operaciones. "Todas las refinanciaciones tenían que tener un patrón y las condiciones ser similares en todas ellas", ha explicado.

 

 

Proceso de fusión

 

"Probablemente habría mejores parejas para unirse, probablemente pero, no lo se pero en ningún caso se desaconsejaba la fusión"

 

Sobre el proceso de fusión de las entidades de ahorro Valdeón ha destacado que existía un "clima general" enfocado a la necesidad de que las entidades se hiciera "más fuertes", no obstante ha asegurado que tenía la sensación de que Caja España y Caja Duero se "solapaban", a pesar de que "las circunstancias fueron dándose como fueron dándose".

 

"Probablemente habría mejores parejas para unirse, probablemente pero, no lo se pero en ningún caso se desaconsejaba la fusión", ha manifestado, tras lo que ha reconocido que durante el proceso sí existía una percepción de "incomodidad, de miedo, de intranquilidad por la situación atípica, había sentimiento de pérdida".

Comentarios

Consejos vendo... 14/06/2018 20:12 #1
Que para mí no tengo. No sé cómo hay personas que se atreven a dar lecciones de nada, después de haber sido pillada como una cuba en un par de ocasiones. Políticos de pacotilla.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: