UTE se hace con el contrato la construcción de la vía del AVE a Cantabria entre Amusco y Osorno
Cyl dots mini

UTE se hace con el contrato la construcción de la vía del AVE a Cantabria entre Amusco y Osorno

Un tren de Renfe.

Este tramo forma parte de la prolongación de la línea de alta velocidad que conecta actualmente Madrid con Palencia hasta Reinosa
 

El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad autorizó en su última reunión la adjudicación del contrato para la construcción de plataforma ferroviaria del tramo Amusco-Osorno, de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Palencia-Aguilar de Campoo. El contrato ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Torrescámara y CIA de Obras, Constructora San José, y Obras Públicas y Regadíos por un importe superior a los 79 millones y un plazo de ejecución de 40 meses. 

 

El trazado objeto del contrato discurre por los términos municipales de Amusco, Támara de Campos, Frómista, Marcilla de Campos y Osorno, con una longitud total de casi 22 kilómetros, el cual desarrolla la alternativa Monzón Oeste del Estudio Informativo. 

 

En este tramo destacan como estructuras principales la construcción de dos viaductos sobre el arroyo Berco y el canal de Castilla, una pérgola en el p.k. 38/020 para salvar el ferrocarril convencional y un paso inferior para salvar la carretera N-611 y la autovía A-67.

 

Esta actuación contribuye al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) nueve, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano. 

 

PALENCIA-REINOSA

 

Este tramo forma parte de la prolongación de la línea de alta velocidad que conecta actualmente Madrid con Palencia hasta Reinosa, lo que permitirá extender los servicios de viajeros de alta velocidad hasta Cantabria.

 

Entre las principales características del trayecto de alta velocidad Palencia-Alar del Rey/Aguilar de Campoo, destacan la velocidad de diseño, de 350 kilómetros por hora; el ancho de vía, que será el estándar o UIC (1.435 mm), y la electrificación de 25 kV en corriente alterna. 

 

Actualmente, el corredor ferroviario entre Palencia y Santander discurre por el mismo trazado y entorno por el que se puso en servicio la línea, salvo algunas rectificaciones que se han ido realizando con las diversas renovaciones de vía, lo que hace necesaria una nueva actuación para propiciar la conexión desde Madrid con Cantabria en un tiempo competitivo propio de un sistema moderno de transporte.