UPA denuncia daños en parcelas de pastos de La Pernía por la acción de jabalíes y roedores
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

UPA denuncia daños en parcelas de pastos de La Pernía por la acción de jabalíes y roedores

Jabalíes en el campo.

Desde la OPA reclaman una "urgente solución" por parte de las administraciones competentes, ya que los daños son "incontables"

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) denunció los daños en parcelas enteras de pastos de La Pernia (Palencia) por la acción de jabalíes y roedores, una situación "desesperante para los ganaderos locales puesto que la destrucción que provocan estos animales está siendo muy costosa para sus intereses". Por ello, reclamaron una "urgente solución" por parte de las administraciones competentes, ya que los daños son "incontables". 

 

Afirmaron que "no puede ser que la gestión del medio ambiente y de la fauna salvaje, y por lo tanto su alimentación, dependa en exclusividad de los agricultores y ganaderos, sin que estos no vean recompensa alguna", quienes recalcaron que "no pueden ser los ganaderos y agricultores los que carguen sobre sus espaldas la conservación y recuperación de todo tipo de fauna en el campo". 

 

De esa forma, señalaron que UPA la responsabilidad debe recaer sobre el conjunto de la sociedad, a través de las administraciones públicas, que "deben hacerse cargo de la gestión, el control y la compensación justa por los daños que ocasionados". Motivo por el que pidieron la aplicación de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que, en uno de sus artículos, habilita a las administraciones a establecer pagos compensatorios por razones de conservación por los daños ocasionados por las especies de fauna salvaje.

 

Desde la opa dejaron claro que "son imprescindibles" políticas de indemnización por daños, al igual que "un control riguroso y efectivo sobre las especies silvestres y animales asilvestrados evitando una indebida proliferación con el fin de minimizar los daños". Todo ello unido al control de enfermedades que "la fauna salvaje puede transmitir a la ganadería y animales domésticos", aclararon.