Una mano hecha por joyeros de 63 países para honrar al Hospital San Juan de Dios de Palencia
Cyl dots mini

Una mano hecha por joyeros de 63 países para honrar al Hospital San Juan de Dios de Palencia

Una mano elaborada por joyeros de 63 países reconoce la lucha contra el COVID del Hospital San Juan de Dios de Palencia. ICAL

El centro asistencial recibe con "alegría" la pieza, dedicada a los profesionales en la lucha contra el Covid

El Centro Asistencial San Juan de Dios de Palencia recibió este lunes una pieza que simboliza una mano, elaborada por joyeros de 63 países, como reconocimiento a su tarea durante la pandemia del Covid. La entrega la realizó el hermano Santiago González, en representación de la orden, a las direcciones asistenciales del hospital.

 

El acto contó con la presencia de un grupo de trabajadores y trabajadoras del Centro que representaron a todo el equipo que desde las diferentes áreas y responsabilidades dedican cada día su trabajo a la atención y el cuidado a los demás.

 

El Centro Asistencial San Juan de Dios contó con una Unidad como apoyo para la atención y cuidado de enfermos de covid-19 durante los meses del inicio y momento más duro de esta crisis sanitaria.

 

Este proyecto se llama 'Hand medal proyect' y surgió en marzo, momento en el que joyeros de todo el mundo, concretamente 3.000 de 63 países, se sentaron en sus bancos de trabajo e hicieron medallas con sus manos para honrar las manos de los trabajadores y trabajadoras de la salud. La inspiración para esta medalla fue un “exvoto” una tradicional ofrenda que se da a los santos cuando cumplen una petición.  

 

La “mano” recibida  en el Centro Asistencial San Juan de Dios de Palencia iba acompañada de una carta en la que se podía leer : “Este proyecto es una manera de continuar con la larga tradición de devolver una muestra material de gratitud por una “gracia concedida”. Este sencillo gesto es la forma de decir a todas las personas que trabajan dentro del ámbito de la atención sanitaria que “han arriesgado su vida, han trabajado una cantidad increíble de horas y esto ha impactado en sus familias, han ofrecido sus manos para curar a los que más lo necesitaban. La manera en la que han hecho su trabajo nos ha impactado de muchas maneras. Nunca habrá suficientes medallas o palabras de agradecimiento”.

 

Finalmente, el Centro palentino mostró su "alegría y agradecimiento" por recibir este “presente”, una mano que recordó honra las manos de todo su equipo que cuida y da salud.