Una docena de Grupos de Acción Local se unen para promover la acogida de nuevos pobladores en el medio rural

Una docena de Grupos de Acción Local se unen para promover la acogida de nuevos pobladores en el medio rural.

Una docena de Grupos de Acción Local de siete provincias de Castilla y León se han reunido en torno a un ambicioso proyecto titulado AIRE (Apoyando Iniciativas de Repoblación y emprendimiento) que tiene 22 medidas para promover y acoger nuevos pobladores en el medio rural. De hecho se ha establecido un manual de acogida para nuevos vecinos.

 

Así lo han explicado este viernes algunos de los coordinadores de la iniciativa en la que participan los grupos: Montañas del Teleno, ADESCAS, Araduey Campos, ADRI Valladolid Norte, AGALSA, ADESCAS, ruta del Mujdejar, AIDESCOM, ADRIMO, ADERAVI, ADEZOS, ADRECAG y ADRISS. Todos ellos de las provincias de ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia y Valladolid.

 

Según ha explicado Manuel Acero (Grupo ARADUEY) los objetivos generales del proyecto se centran en detectar las necesidades de cada territorio para paliar el desequilibrio "economía población”, planteando medidas para la atracción de nuevos pobladores, medidas para la sostenibilidad territorial y haciendo visible el posicionamiento de los grupos de acción local frente al reto demográfico.

 

Entre las principales medidas destacan la sensibilización institucional y de la población local para la acogida de nuevos pobladores, puesta en marcha de un servicio para la acogida de los nuevos vecinos y la creación y gestión de una base de datos de nuevos pobladores y de los municipios dispuestos a acogerlos. Asimismo, se promoverán talleres de convivencia, de cultura y lengua castellana y de fomento del emprendimiento y autoempleo.

 

Manuel Acero lo resume de la siguiente forma: “Nuestra intención de dar respuesta a la gente que nos llama y está interesada en asentarse en un pueblo. Nosotros le vamos a contar qué recursos hay, si existe un banco de viviendas, o los servicios que hay que cada localidad”. Por su parte, Víctor Jolín, uno de los coordinadores del proyecto, ha destacado “la practicidad” de este plan, “con acciones muy concretas”, que se desarrollarán durante el año 2019 y contará con 200.000 euros de presupuesto.

 

Dice Jolín que los tres pilares fundamentales para combatir la despoblación en los pueblos son “la actividad económica, las mujeres y los jóvenes”. En este sentido, uno de los factores fundamentales para la consecución de los objetivos planteados es la búsqueda de la participación femenina en las acciones de forma transversal al proyecto, ya que diferentes estudios apuntan a las desigualdades de género como uno de los elementos que influyen en el éxodo rural femenino, en la medida en que las mujeres está eligiendo contextos que posibiliten facilidades de desarrollo personal, formación e inserción en el mercado de trabajo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: