Un tribunal ratifica una sanción a una legionaria que no acudió a un desfile para cuidar de su hija de 18 meses

Señala que "no se esforzó lo suficiente" para buscar a otra persona que se hiciera cargo de la menor. 

El Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla ha ratificado una sanción disciplinaria de tres días de sueldo a una legionaria al Tercio de la Legión 'Juan de Austria' al no acudir a un desfile militar para cuidar a su hija de 18 meses.


En la sentencia, el tribunal señala que la legionaria "no ha acreditado ni probado que se esforzara lo suficiente" por probar todas las alternativas posibles "para que alguien se hiciera cargo de su hija de 18 meses".

 

La Sala considera que los requisitos de inevitabilidad e inminencia del mal que se trataba de evitar "no concurren en el presente supuesto", ya que ha quedado acreditado que la Dama Legionaria conocía "con la suficiente antelación", una semana, el nombramiento de servicio, "tiempo suficiente" para estudiar alternativas que pudieran evitar el conflicto de derechos y obligaciones.

 

El fallo añade que "no ha acreditado ni probado que se esforzara por probar todas las alternativas posibles para que alguien se hiciera cargo de su hija y que este despliegue de alternativas fuera infructuoso", por lo que no se advierte que el conflicto entre el mal propio que trataba de evitar y la infracción del deber generador de su responsabilidad disciplinaria penal "no surgió de forma inesperada" ni se creó "de manera inminente" la situación de peligro del bien jurídico que se trataba de salvaguardar "ni probara que había intentado todos los medios posibles para que alguien cuidara de su hija".

 

Por otra parte, la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), cuya gabinete jurídico recurrió la sanción al referido tribunal, ha lamentado que esta sentencia "impide" la conciliación familiar y argumenta "un razonamiento absurdo" ya que "se pronuncia a valorar el esfuerzo de una madre por dejar a su hija con alguien extraño, por tener que acudir a un acto".

 

En un comunicado, ATME ha censurado que la administración militar "siga sometida" a una justicia "corporativista" y "alejada de la realidad social y los derechos".​​​​​​​