Un programa de 'residuos cero' de Palencia logra disminuir un 65% las emisiones de CO2

Uno de los contenedores de compostaje. DIPUTACIÓN DE PALENCIA.

El programa de compostaje llevado a cabo por la Diputación de Palencia ha implicado a 200 personas de Fuentes de Nava, Castrillo de Onielo, Villalcázar de Sirga, Calahorra de Boedo y San Cebrián de Campos.

El programa de compostaje 'Hacia el residuo cero' impulsado por la Diputación de Palencia ha permitido involucrar a 200 personas de la provincia, lo que se ha traducido en una reducción de más del 65 por ciento de las emisiones de CO2 de los residuos orgánicos tratados.

 

Se trata de un programa de compostaje doméstico y comunitario, que busca reducir la generación de residuos y emisiones de CO2 que origina el tratamiento de los restos orgánicos y disminuir el gasto económico de su gestión, recogida y transporte.

 

En la primera edición de este programa se ha llegado a cinco municipios, Fuentes de Nava, Castrillo de Onielo, Villalcázar de Sirga, Calahorra de Boedo y San Cebrián de Campos, y se ha implicado a 80 familias, es decir, a unas 200 personas.

 

Estas familias recibieron un compostador, que es un recipiente o depósito cerrado, generalmente de plástico por su perdurabilidad y resistencia al paso del tiempo, con un control y ajuste continuo de temperatura, flujo de aire y humedad para realizar la transformación de los residuos orgánicos en compost, a nivel doméstico.

 

En total, se han repartido 72 contenedores domésticos, nueve comunitarios y 75 aireadores para facilitar la tarea a los participantes.

 

La localidad que más adhesiones consiguió anotar fue Villalcázar de Sirga, con 29 familias adheridas; seguido de Castrillo de Onielo, con 27 adhesiones; Calahorra de Boedo, con 15; Fuentes de Nava, con ocho y San Cebrián de Campos, con siete familias. Durante 14 meses, estas familias han recibido información, apoyo y asesoramiento sobre cómo usar el compostador y qué poder echar en él.

 

La generación de residuos de los 200 habitantes del medio rural incorporados al programa se estimó en 36'728 toneladas al año de materia orgánica. Sin compostaje, estos residuos se destinan directamente a vertedero y su tratamiento hubiera supuesto 2'66 toneladas de CO2.

 

Gracias a este programa, las emisiones de CO2 de los residuos tratados consiguieron disminuir a 0'911 toneladas; una reducción de más del 65 por ciento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: