Un Plan Director convertirá el entorno del Cristo del Otero en un Paisaje Cultural

La Asociación de Amigos de la Caneja, de Palencia, ha anunciado este lunes una posible intervención en el cerro del Otero, en la capital palentina, con el objeto de "crear un paisaje cultural en las inmediaciones de la escultura del Cristo".

La Asociación de Amigos de la Caneja ha anunciado este lunes una posible intervención en el cerro del Otero, en la capital palentina, con el objeto de "crear un paisaje cultural en las inmediaciones de la escultura del Cristo".

 

Estas actuaciones que se enmarcan en el Plan Director 2017-2030 que la agrupación ha presentado al Ayuntamiento de Palencia y que quieren incluir en la Red Nacional de Paisaje Culturales y dentro de los planes Pahis de la Junta de Castilla y León, según ha informado el secretario de la Asociación, Enrique Delgado.

 

En la actualidad, el proyecto que cuenta con el respaldo del Consistorio capitalino se encuentra a la espera de que desde la Concejalía de Urbanismo saquen las bases del concurso público de ideas para desarrollarlo, ha comentado Delgado, al tiempo que ha señalado que este Plan Director pretende convertirse en "un acicate para el crecimiento de Palencia".

 

En este sentido, Delgado ha puntualizado que se trata de un proyecto a "largo plazo" que busca conmemorar el centenario de la instalación de la escultura de Victorio Macho y para el que se contará con recursos propios y de otras administraciones para que la efemérides del 50 aniversario "no se quede simplemente en un conjunto de actos más o menos importantes sino que trascienda y deje para el futuro una impronta para la ciudad".

 

Una intervención que se ha dado a conocer durante la presentación del libro 'Aspectos inéditos del legado artístico de Victorio Macho', una publicación editada por la Asociación de Amigos de la Caneja con motivo del 50 aniversario del fallecimiento de Victorio Macho y resultado del trabajo de investigación sobre el escultor palentino llevado a cabo por el periodista Benito Iglesias.

 

La publicación, de la que se han editado 300 ejemplares, a juicio de Iglesias está destinada "a profundizar" en la figura de un gran escultor que, sin embargo, "gozó de poco reconocimiento en vida y luego parece que tampoco" pero que aún se está a tiempo de "divulgar y de conocer más afondo su legado".

 

Asimismo, Iglesias ha subrayado que la obra dedica un amplio capítulo al trabajo y obras que el escultor palentino dejo en Lima (Perú) y donde "se sintió muy reconocido" así como de "curiosas historias que fueron tirando del hilo y tejiendo una madeja para conocer estos aspectos inéditos, publicados en este modesto ejemplar, como algún monumento del escultor que finalmente no se llegó a hacer o algunos bustos que andan repartidos entre Venezuela, Colombia y Perú".

 

"Victorio Macho fue un escultor con un talento creativo innato, a lo que se unió el hecho de tener un carácter un poco difícil, muy perfeccionista y con un fuerte temperamento. Posiblemente molesto por ser poco reconocido", ha puntualizado.

 

Cabe recordar, que la investigación realizada por Benito Iglesias en tierras peruanas fue reconocida por la Diputación de Palencia con el Premio de Periodismo Mariano de Mazo.

 

Por su parte, el artista y presidente de la Asociación de Amigos de la Caneja, Luis Alonso, y sobre todo, discípulo de Victorio Macho ha subrayado que el libro "aporta conocimiento sobre un personaje bastante olvidado".