Un disparo accidental en una cacería en la Reserva de Fuentes Carrionas acaba con la vida de una osa parda
Cyl dots mini

Un disparo accidental en una cacería en la Reserva de Fuentes Carrionas acaba con la vida de una osa parda

Un oso pardo en su medio natural.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente iniciará una investigación sobre lo sucedido y de la que informará al Ministerio Fiscal.

Una hembra adulta de oso pardo murió tras sufrir un disparo accidental, según indicaron fuentes de la Junta, en una cacería en la Reserva Regional de Fuentes Carrionas en el entorno de la localidad de Ventanilla, perteneciente al término municipal de Cervera de Pisuerga.

 

Durante el desarrollo de la cacería en el cuartel de caza de esta población, a las 14.30 horas de este domingo, aproximadamente, un cazador disparó por accidente a una hembra adulta que murió instantáneamente. El levantamiento del ejemplar fue realizado conjuntamente por agentes medioambientales, celadores de Medio Ambiente y la Guardia Civil, para su traslado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Burgos, donde se le practicará la necropsia para confirmar las causas de su muerte.

 

El desarrollo de la cacería contaba con la vigilancia de dos celadores y un miembro de la Patrulla Oso de la Junta. Además, la Administración autonómica recuerda que en los días previos a la cacería se había rastreado la zona, en la que no se encontraron indicios de la presencia de oso pardo en la zona.

 

Por ello, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente informó de que iniciará la oportuna investigación, de la cual dará traslado al Ministerio Fiscal.

Noticias relacionadas