Un conductor de autobús turístico en Asturias multiplica por cinco la tasa de alcohol permitida

Control Alcoholemica

Un conductor de autobús que transportaba este sábado en Asturias a 31 turistas procedentes de Galicia fue sometido a la prueba de alcoholemia y superó hasta en cinco veces la tasa legal permitida, que es de 0,15 miligramos por litro de aire expirado. 

El hombre, un vecino de Llanera de 54 años y que responde a las iniciales B.G.A., ya ha declarado en calidad de investigado por un supuesto delito contra la seguridad vial. Según ha informado la Guardia Civil, los hechos ocurrieron en la tarde sábado, en el transcurso de un control preventivo de alcohol y drogas que la Guardia Civil tenía establecido en el punto kilométrico 5 de la AS-118 (Luanco-Veriña), sentido Veriña, más concretamente en la rotonda de acceso a la localidad de Candás, perteneciente al municipio de Carreño.

A las 18.20 horas, los agentes dieron el alto a un autobús para someter a la prueba de alcoholemia en aire espirado al conductor del mismo, arrojando un resultado de 0.76 mg/litro aire espirado en la primera prueba y 0.73 en la segunda, realizada 18 minutos más tarde.

El autobús, que venía de la localidad de Luanco, transportaba un total de 31 pasajeros, los cuales tuvieron que esperar dentro del mismo hasta que la compañía envió un nuevo conductor para poder continuar su ruta.

Se trataba de un grupo de turistas procedentes de Galicia, que se encuentran pasando unos días por el Principado. El resultado arrojado en la prueba de alcoholemia superaba hasta en cinco veces la tasa legal permitida para la conducción de este tipo de transportes, que es la de 0,15 mg/litro de aire espirado. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Gijón.