Últimas pruebas en el tren de Alta Velocidad entre Venta de Baños y Burgos
Cyl dots mini

Últimas pruebas en el tren de Alta Velocidad entre Venta de Baños y Burgos

Estación de Tren de Venta de Baños, con las obras paradas desde hace meses. ICAL

La línea logra el aprobado en fiabilidad, pero para la apertura tendrá que completar la fase de validación y la formación de maquinistas

La línea de Alta Velocidad entre Venta de Baños (Palencia) y Burgos afronta las últimas pruebas, esta vez con trenes comerciales de Renfe, para comprobar el funcionamiento del sistema de seguridad europeo ERTMS, de nivel dos. La apertura al tráfico comercial de este nuevo tramo depende de ellas, así como del periodo de formación de los maquinistas que 'volarán' sobre las vías.

 

De acuerdo al calendario de trabajo del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) Alta Velocidad, consultado por Ical, el AVE a Burgos inicia una de las últimas fases previas a su inauguración, para lo que deberá finalizar las pruebas con trenes, la formación de los maquinistas, y por último, la autorización que tendrá que emitir la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) para que se pueda poner en servicio.

 

La correcta cumplimentación de los test y el análisis y resolución de incidencias (si las hubiera) posibilitará disponer de los avales de seguridad necesarios que permitan el cierre del expediente para la puesta a disposición del tramo para pruebas de fiabilidad y formación de maquinistas, tal y como establece la recomendación técnica de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria sobre los procesos previos a la puesta en servicio de nuevas líneas o el inicio de la explotación de nuevos tipos de servicios.

 

Una vez en servicio, el sistema ERTMS Nivel dos posibilitará velocidades máximas de explotación de 300 kilómetros por hora, a la vez que aumentará el grado de capacidad, fiabilidad y disponibilidad de las instalaciones, permitiendo una explotación más eficiente del tramo.

 

Casi seis años después de que se abriera la línea del AVE hasta Palencia -septiembre de 2015-, el corredor de Venta de Baños a Burgos está terminado, si bien se han completado las obras de plataforma y superestructura y se ha realizado ya la primera fase de pruebas de Señalización lateral + Sistema ASFA y las pruebas de fiabilidad con trenes de Adif, que arrojaron un resultado “satisfactorio”.

 

Asimismo, durante el mes de enero, Adif envió la documentación necesaria a Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESA), lo que permite iniciar las fases de pruebas del sistema ERTMS, con trenes comerciales. 

 

Casi 100 kilómetros

El tramo Venta de Baños-Burgos cuenta con 95,5 kilómetros de nueva plataforma, incluyendo los ramales de conexión y la variante ferroviaria de Burgos. Forma parte del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa, y al Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad.

 

Dispone de vía electrificada de ancho estándar o UIC (1.435 milímetros), con carril de 60 kilogramos el metro, que va colocado sobre una plataforma de 14 metros de anchura. Se ha diseñado para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora, y pendientes máximas de 21 milésimas por metro.

 

La Línea de Alta Velocidad Venta de Baños-Burgos-Vitoria/ Frontera francesa está cofinanciada en el periodo 2014-2020 por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, Objetivo Temático 7: Transporte sostenible, y el despliegue del Sistema de Gestión de Tráfico Ferroviario Europeo (ERTMS) por el Mecanismo Conectar Europa (CEF).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: