Tres formas de entender la dulzaina en el II Festival José María Silva

Los Hermanos Blanco, de Palencia; La Atalaya, de Soria, y Saltabardales, de Cantabria completan el cartel del festival que se celebra el viernes 6 de febrero en el Teatro Principal.

Dulzaineros a la antigua usanza y dos grupos que reinterpretan la música de dulzaina integran el cartel del II Festival José María Silva. Tras el éxito cosechado el año pasado en la primera edición, Los Dulzaineros de Campos organizan esta segunda edición, con la intención de que se consolide como una cita dentro del calendario cultural de la ciudad, donde la música tradicional y el sonido de la dulzaina merecen tener un espacio destacado.

 

La banda cántabra Saltabardales revolucionó hace unos años el espectro de las banducas cántabras con una propuesta que aunaba pasacalles, jotas, ligeros, valses, pasodobles, o rumbas recogidos de la tradición oral, con composiciones propias y todo ello con una puesta en escena entre la tradición y el rock and roll.

 

Atalaya, de Soria, es una formación de orquestina que recuerda a los sonidos de principios de siglo y un repertorio entre la tradición y los bailes de moda.

 

La nota local la aportan los Hermanos Blanco, conocidísimos dulzaineros palentinos con más de 25 años de trayectoria profesional a pesar de su juventud.

 

El festival cuenta con la colaboración de Niquis del Páramo, que se ha encargado del diseño de la imagen, del grupo Zascandil y de Cerveza Bresañ, además del apoyo del Ayuntamiento de Palencia y de la Diputación Provincial.

 

La cita será el próximo viernes, 6 de febrero, en el Teatro Principal, donde además de la música habrá humor, a cargo del grupo palentino Garrapete. Las entradas (3 euros) pueden adquirirse de forma anticipada en el bar Universonoro de Palencia.