Trabajadores Sociales de Palencia participan en un simulacro de emergencia biológica

Daimiel (Ciudad Real) ha acogido entre el 9 y el 12 de marzo, el 'Ejercicio GAMMA DAIMIEL 2015' en el que por parte de la  Unidad Militar de Emergencias (UME),  se ha desarrollado un simulacro de nacional de una emergencia biológica de nivel 3.

En este simulacro  han participado más de 3000 personas, a través de la colaboración entre las distintas Unidades de las Fuerzas Armadas, Protección Civil, Cuerpos de seguridad del Estado, Cruz Roja, el Colegio de Psicólogos de Castilla la Mancha  y el Colegio de Trabajo Social de dicha comunidad autónoma , en representación del Consejo General de Trabajo Social de España, donde se integra el correspondiente Colegio Profesional de Palencia, que asimismo ha enviado a personas de Trabajo Social de nuestra provincia.

 

Ya en el 2013, la UME solicitó la colaboración al Consejo General de Colegios de Trabajo Social de España, para la participación en los protocolos en intervención psico- social en emergencias de personas voluntarias trabajadores sociales, dado el perfil de esta profesión, así como su experiencia y participación en distintas situaciones reales de emergencias sociales y catástrofes.

 

Y desde dicho año,  antes de la firma del correspondiente Convenio, se han desarrollado acciones formativas, a iniciativa de las correspondientes organizaciones de Trabajo Social en distintos territorios, teniendo una de ellas  lugar en Palencia en Noviembre del año 2.014, con participación de unas 80 personas trabajadoras sociales de las diversas provincias de Castilla y León

 

Una representación de estos profesionales formados en Intervención en Emergencias del Colegio de Trabajo Social  de Palencia, han asistido,  por primera vez, a este 5º Ejercicio GAMMA de la UME., junto con una treintena de Trabajadores Sociales de España, procedentes en su mayoría de Castilla la Mancha y  de otros ámbitos como Murcia, Jaén, Badajoz, Asturias, Aragón, la Rioja y Valencia.

 

Durante los cuatro días de dicho simulacro organizado en Daimiel, los Trabajadores Sociales participantes se encontraban localizados en dos espacios.

 

El primero ubicado en el Centro de Recepción de Recursos Psicosociales, dentro del Puesto de Mando Operativo (que se situaba en la localidad de Manzanares), desde donde coordinados con las unidades militares una de las funciones que atendían era acudir a las emergencias que se presentaban en cualquier localidad con la mayor brevedad posible para dar la necesaria respuesta psico-social.

 

Otra de las funciones en este punto era hacer de enlace o informadores, entre el  puesto de mando operativo y los recursos de la zona, durante las diferentes etapas de la emergencia; por ejemplo, apoyo en la evacuación, búsqueda de recursos, realojo de damnificados a medio/largo plazo, etc.

 

El segundo espacio donde se encontraban en este simulacro los Trabajadores Sociales era en “La morgue” ( ubicada en este caso en la localidad de Torralba de Calatraba), donde se habilitó un  punto de actuación para la identificación de los fallecidos y otro para  recibir a las familias de los desaparecidos, recoger conjuntamente con Guardia Civil y UME los datos de identificación, para acompañar en las reacciones emocionales intensas,  en los procesos de duelo y para resolver todas aquellas necesidades urgentes que surgieran por la catástrofe mediante la gestión de prestaciones básicas u otros recursos.