Tino Soriano recoge el testigo de maestros de la fotografía con el VIII premio Piedad Isla de la Diputación

Soriano ha manifestado que cuando le comunicaron que había ganado el galardón le cogió "a contrapié" ya que la intención de todo fotógrafo es "ser invisible" y de esta manera se hace más visible al tiempo que pensó que se habían equivocado.

El fotógrafo catalán Tino Soriano, que cuenta con una larga y dilatada trayectoria profesional como fotógrafo documental y de viajes, ha recogido este lunes el testigo de los "maestros" de esta disciplina en el acto de entrega del VIII premio Piedad Isla que otorga la Diputación de Palencia.

 

Soriano ha manifestado que cuando le comunicaron que había ganado el galardón le cogió "a contrapié" ya que la intención de todo fotógrafo es "ser invisible" y de esta manera se hace más visible al tiempo que pensó que se habían equivocado.

 

Recién llegado de África, el fotógrafo lleva tres décadas fotografiando el mundo, yendo de un lugar a otro "por puro interés" ha afirmado, se encuentra inmerso en su trabajo actual sobre la ceguera, el humor en el mundo y un libro sobre viajes que está realizando.

 

Tino Soriano, además de conocer la obra de Piedad Isla, considera que tienen varias cosas en común, más allá de su fecha de nacimiento, uno el 4 y otro el 6 de septiembre, ya que ambos han fotografiado a la gente del campo y de las montañas, una en la Montaña Palentina y otro en el Pre-Pirineo.

 

Precisamente su "gran reportaje frustrado" ya que tras realizar las instantáneas se lo intentó vender a la Diputación de Huesca, quien le dijo que no estaba interesado porque el tema no tenía precisamente, interés, para nadie. "Me quedo con la experiencia" ha aseverado al respecto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: