Telefónica y Santa María la Real emplean nuevas tecnologías para la conservación de la Villa de la Olmeda
Cyl dots mini

Telefónica y Santa María la Real emplean nuevas tecnologías para la conservación de la Villa de la Olmeda

Esta Villa Romana, del siglo I, fue declarada Bien de Interés Cultural en 1996 y es considerada como uno de los doce mayores descubrimientos de la arqueología moderna.

Telefónica y la Fundación Santa María La Real han puesto en marcha un proyecto pionero en la Villa Romana de la Olmeda, en Palencia, que consiste en la aplicación de nuevas tecnologías como IoT (Internet de las Cosas) y Big Data (análisis masivo de datos) para ayudar a la correcta conservación del yacimiento basándose en datos científicos.

 

Esta Villa Romana, del siglo I, fue declarada Bien de Interés Cultural en 1996 y es considerada como uno de los doce mayores descubrimientos de la arqueología moderna. Los 67 dispositivos desplegados envían información a la plataforma inteligente de Telefónica, que transforma esos datos en conocimiento "para que los responsables de la gestión del yacimiento puedan tomar decisiones correctas en tiempo real basadas en datos científicos", según ha indicado Telefónica a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Según Juan Carlos Prieto, el director general de la Fundación Santa María la Real, organización encargada de la gestión de este yacimiento, esta herramienta supone un antes y un después en el sector de la conservación del patrimonio.

 

"Hemos pasado de ser un sector académico, donde el conocimiento viene de la tradición y la experiencia, a trabajar con un conocimiento que viene de datos y controles científicos", ha explicado. Además, se aprovecha la tecnología IoT a través de una serie de sensores que dispuestos en todo el espacio, en las zonas aéreas, pero también en las zonas enterradas.

 

"Estamos en un yacimiento arqueológico y estos dispositivos nos permiten obtener datos en tiempo real de los parámetros que afectan a la conservación de este tipo de edificios", ha detallado antes de concretar que, entre ellos, los más significativos son los parámetros ambientales: las condiciones de humedad o temperatura pero, también, los parámetros que tienen que ver con la radiación solar, con la intensidad de luz, con la calidad del aire o la cantidad de CO2, entre otros.

 

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y CONTROL DE VISITANTES

 

Los sensores también proporcionan otro tipo de información como el número de personas que entran al edificio en cada época del año, u otro tipo de datos que permiten saber si la eficiencia energética está siendo trabajada con excelencia, ha explicado Prieto.

 

Este es uno de los proyectos que conforman la estrategia de la compañía Telefónica para la puesta en valor del mundo rural, que consiste no sólo en la extensión de redes de última generación, sino en la aplicación práctica de soluciones tecnológicas como IoT que mejorarán la prestación de servicios públicos en zonas de gran afluencia turística como, por ejemplo, el Camino de Santiago.

 

"Allí se han puesto en marcha pilotos destinados a la gestión de residuos o al alumbrado inteligente con la plataforma Smart rural. Big data puede ser un gran potenciador del turismo porque permite prever cómo es el turista que va a venir, conocerlo mejor, y a través de ese mejor conocimiento ofrecerle lo que realmente necesita", explica la compañía de telecomunicaciones.