Telefónica ficha al directivo que 'Pepe Halcón' no pudo retener para la transición de Globalia

Pedro Serrahima, sentado de frente a la derecha.

Pedro Serrahima, el hombre tras el éxito de PepePhone, se incorporará a Telefónica meses después de haber abandonado Globalia, de donde salió sólo un año después de su llegada para reorganizar la cadena de mando con vistas a la progresiva retirada del empresario salmantino.

Telefónica va a fichar al directivo que está detrás del éxito de Pepephone y del que el grupo Globalia se desprendió tras incorporarlo para guiar el relevo generacional en la compañía de Juan José Hidalgo. El exdirector general de Pepephone Pedro Serrahima está ultimando su fichaje por el gigante telefónico con el objetivo de impulsar el negocio de Tuenti, la marca de servicios de telecomunicaciones de bajo coste de la operadora.

 

Serrahima no es un directivo hortodoxo. Director general de Pepephone entre abril de 2007 y octubre de 2016, llevó a la compañía que fundó con Javier Hidalgo a un éxito insospechado en un sector donde todo parece inventado. Con una política de bajos precios y escasa publicidad, logró beneficios y un hueco importante en el mercado (medio millón de clientes, 60 millones de facturación, 13 millones de beneficios) y acabó con la venta de la compañía por 158 millones a MásMóvil.

 

Serrahima llegó en septiembre de 2016 a Globalia de la mano de Javier Hidalgo, consejero delegado del grupo, con el encargo de guiar la compañía de Juan José Hidalgo hacia un relevo generacional y funcionalSerrahima tenía como objetivo simplificar la cadena de mando, aunque su llegada y el ascenso de Javier Hidalgo tenían más que ver con la decisión del 'patriarca' del grupo turístico de ir cediendo algunas parcelas de gestión. 

 

Sin embargo, en agosto del año pasado anunció que dejaba el cargo por las diferencias en torno al modelo de empresa y a su gestión precisamente con quien le llevó al grupo, Javier Hidalgo. Serrahima dijo en su día que su salida de la compañía es "absolutamente amistosa" y "no afectará a su amistad" con Javier Hidalgo."No tiene sentido estar ganando dinero de una compañía cuando se tiene una visión diferente en cuanto a la estrategia y la forma de gestionar la empresa", aseguró. Ahora vuelve con Telefónica a un sector que le es propicio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: