Renault repetirá las elecciones sindicales tras una sentencia que anula el proceso

Cadena de montaje de Renault.

El Juzgado de lo Social número 2 de Palencia ha estimado la demanda del sindicato Trabajadores Unidos y ha declarado nulas las elecciones sindicalesdel pasado octubre en la fábrica de Renault en Villamuriel de Cerrato por lo que tendrá que repetirse el proceso electoral.
 

Según han informado fuentes del sindicato, el próximo jueves se reunirá la Mesa Electoral donde se determinará la fecha definitiva de la votación, que se celebrará después de que una sentencia judicial haya estimado la demanda interpuesta por Trabajadores Unidos.

 

En esta ocasión Trabajadores Unidos (TU), cuya candidatura fue anulada por la Mesa Electoral el 30 de septiembre, e impugnada por el sindicato al día siguiente, podrá presentarse, por primera vez, a las Elecciones Sindicales en la planta palentina.

 

Trabajadores Unidos consideraba que la anulación se había realizado "llevando a cabo en una interpretación de las normas absolutamente contraria a la Ley" y después de que sus candidatos "sufrieran un auténtico acoso por parte de los delegados del resto de sindicatos".

 

Ahora el Juzgado de lo Social Número 2 de Palencia ha dictado una sentencia que da la razón a Trabajadores Unidos y estima su demanda contra el resto de sindicatos, UGT, CCOO, CGT, y Confederación de Cuadros, contra la Mesa Electoral y la empresa automovilística.

La sentencia declara nulo el proceso electoral "desde el momento de la proclamación provisional de las candidaturas" porque considera que la decisión de la Mesa Electoral de anular la candidatura de Trabajadores Unidos es "contraria a la normativa electoral".

 

La jueza considera que aun siendo incompleta, la candidatura de TU "cumplía el requisito de reunir al menos el 60% de los puestos a cubrir".

 

De hecho, la candidatura, que Trabajadores Unidos presentó al comité de empresa el pasado viernes 26 de septiembre estaba formada por 32 trabajadores, a pesar de que sólo hacían falta 21.

 

En las elecciones celebradas el 16 de octubre de 2014, y ahora anuladas, se impuso UGT con ocho representantes, seguido de CCOO con siete, y Confederación de Cuadros y CGT con seis cada uno.