Registro de la jornada laboral: la 'chapuza' de las empresas que puede costar 1.200 euros de multa

Registro jornada

CSIF pide más inspectores de Trabajo tras duplicarse su carga laboral por el registro de jornada.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este miércoles que la puesta en marcha de la norma que obliga a las empresas a registrar diariamente la jornada de sus trabajadores ha duplicado la carga de trabajo de los inspectores y subinspectores de Trabajo. El sindicato ha señalado en un comunicado que la plantilla actual es de unas 1.800 personas para todas las empresas, por lo que precisa reforzarse de manera urgente para hacer frente a esta nueva medida y para paliar "el déficit endémico que arrastra desde hace años".

 

Coincidiendo con el primer mes de aplicación del registro de jornada, CSIF ha explicado que, hasta ahora, los inspectores han detectado controles horarios en las empresas "poco rigurosos y chapuceros", habiendo casos en los que desde un martes se firma el registro hasta el viernes, un comportamiento que puede ser sancionado con 1.200 euros.

 

CSIF entiende que hacen falta algunos meses más para evaluar la eficacia del registro y cree que, si se confirma un incremento en el número de horas extra cotizadas, "la medida habrá cumplido su objetivo". "Si no es así, demostrará ser un trámite formal fácilmente eludible y que sin una plantilla de Inspección acorde a las nuevas necesidades, no tendrá ningún sentido", avisa.

 

Desde que se puso en marcha el registro, los inspectores recaban información en sus visitas a los centros de trabajo para confirmar si ya está operativo y si se cumplen las condiciones previstas en la norma, apunta el sindicato. En caso de que el registro no esté en vigor, los inspectores piden datos adicionales sobre el estado de las negociaciones con los representantes de los trabajadores para su puesta en marcha.

 

"Todo ello está suponiendo una carga añadida para un colectivo que arrastra unas carencias de plantilla que la Administración ha reconocido en una reciente reunión con los sindicatos, pero que no cuantifica", afirma CSIF, que estima que en algunas provincias la situación es "crítica". Así, sostiene, en Málaga la plantilla de inspectores y subinspectores es de 51 efectivos, una cifra que el sindicato considera "insuficiente" para atender el servicio de esta zona, con fuerte presencia de empresas turísticas y hosteleras, sectores donde precisamente se registra más fraude en las horas extra de sus trabajadores.