Refuerzo socioeducativo en el medio rural palentino
Cyl dots mini

Refuerzo socioeducativo en el medio rural palentino

Refuerzo educativo en Palencia.

Tres jóvenes maestros formados en diversos ámbitos de la Educación, la Pedagogía o el Lenguaje lanzan un proyecto en Paredes de Nava que aúna aprendizaje, entretenimiento o talleres

Emprender en el medio rural para facilitar el aprendizaje de los niños y niñas de su propio pueblo y ofrecer un refuerzo educativo y una alternativa cultural y social a las prácticas deportivas, en mayor medida en la época de frío. Esa es la idea que nace en la localidad palentina de Paredes de Nava, bajo el nombre de Comunidad Socioeducativa de Bonhomía, y encabezada por tres jóvenes maestros formados en ámbitos como la Educación Infantil, Primaria, la Pedagogía Terapéutica o la Audición y el Lenguaje.

 

Dicha iniciativa surge de "un proyecto y una ilusión que se quería llevar a cabo hace tiempo", tras la fusión de la parte educativa con la social para los niños de Paredes de Nava, de la mano de un “apoyo educativo para todo tipo de necesidades o dificultades de aprendizaje, así como técnicas de estudio para edades comprendidas entre los tres y los doce años”, afirma una de las integrantes, Clara Martín.

 

Destaca a la Agencia Ical que, en la parte social, la iniciativa estaría destinada a hacer talleres de todo tipo de bloques, ya sea de psicomotricidad, lateralidad, experimentos o de patrimonio cultural, entre otros. 

 

Todo ello para que los asistentes tengan un lugar donde poder relacionarse con otros compañeros y estar recogidos con seguridad durante todo el invierno, con una duración entre noviembre y mayo. Un pistoletazo de salida que comienza la última semana de octubre, de manera gratuita en las salas de la biblioteca, para darse a conocer, agrega.

 

De igual manera se muestra Ana Hurtado, la segunda maestra inmersa en la Comunidad Socioeducativa de Bonhomía, quien deja claro que este proyecto nace en Paredes de Nava con el objetivo de “potenciar el medio rural para que así los niños y niñas tengan la oportunidad de tener este tipo de actividades sin salir de su pueblo, así como de los municipios cercanos”. 

 

Una forma de emprender con jóvenes del pueblo con una acción por y para el pueblo, por lo que lanzan un mensaje para que las familias se animen y puedan llevar a cabo sus ideas y poner encima de la mesa el trabajo aprendido tras su formación.

 

Grupos y horarios

Por su parte, el también docente, Gonzalo Infante, detalla que la iniciativa se divide en tres opciones. En primer lugar, las clases serían los martes y los jueves de 17 a 18 horas con talleres educativos y temáticos para cualquier edad, con una cuota mensual de 35 euros.

 

De igual manera sucede con la opción b, aunque el horario sería de 18 a 19 horas en los mismos días de la semana. A mayores, ofrecen la combinación de ambas opciones, con un horario de 17 a 19 horas con un apoyo y talleres que componen una cuota mensual de 50 euros.

 

Señala que en la primera hora de cada grupo se llevarían a cabo acciones de refuerzo para repasar las nociones y el temario dado en clase para trabajar alguna dificultad que puedan tener los chicos. La otra hora restante sería para realizar actividades de la parte social.

 

Y es que, recalca que la idea surge al observar “las necesidades que existían en el pueblo”. “Nosotros también nos hemos tenido que ir a la ciudad para cursar clases particulares. Creemos que es una buena oportunidad para Paredes y así la gente no tenga que desplazarse”. Todo ello con la pretensión de complementar las actividades deportivas ya existentes, añade.

 

Talleres

De esa forma, trasladan a la Agencia Ical que la metodología que se llevará a cabo será activa, participativa, lúdica, flexible y motivadora. Siempre será importante la participación por igual de todos los niños en las actividades, las cuales estarán adaptadas a cada edad cronológica y las necesidades de los alumnos.

 

Además, se busca ofrecer talleres que motiven y despiertan el interés y el gusto. durante su realización, ya que uno de los objetivos es que los alumnos aprendan utilizando el conocimiento para su vida práctica.

 

La temática será incluida por los profesores como por los propios chicos, al ofrecerles la oportunidad de compartir gustos e intereses para futuras actividades y talleres. Y es que, estos se agruparán en bloques de expresión corporal; motricidad; teatro, relajación y mindfulness; plastilina, experimentos y manualidades; y juegos de mesa personalizados.