Psicólogos en menos de media hora para las víctimas de violencia de género en Castilla y León

Guardia Civil y Policía Nacional ofrecen este servicio gracias al acuerdo entre el Colegio de Psicología y la Consejería de Familia.

Policía Nacional y Guardia Civil han iniciado la implantación en sus dependencias de Castilla y León del servicio de apoyo psicológico urgente para víctimas de violencia de género gracias al acuerdo entre el Colegio de Psicología y la Consejería de Familia, que incluye este servicio entre las prestaciones de su Catálogo de Servicios Sociales.

 

El servicio movilizará a 82 psicólogos expertos que para que en menos de 30 minutos se pueda prestar atención a la víctima en sede policial, lo que podría beneficiar a las mujeres que presentan una denuncia en esta materia, de las que se contabilizan unas 5.000 al año.

 

En concreto, tras el visto bueno de la Secretaría de Estado, se han enviado instrucciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) en la Comunidad, de forma que la Guardia Civil se ha puesto en marcha automáticamente esta semana y a partir del lunes se activará en las comisarías de Policía Nacional de Valladolid y la siguiente semana en todo el territorio de la Comunidad.

 

Así lo han explicado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García; el jefe superior de Policía en Castilla y León, Jorge Zurita; y el presidente del Colegio de Psicología, Jaime Gutiérrez, durante un acto celebrado en la Comisaría de Delicias, en la calle Gerona de Valladolid.

 

Virginia Barcones ha destacado la colaboración y coordinación entre Delegación del Gobierno y Junta de Castilla y León contra la violencia de género, que ya se ha cobrado una vida en la Comunidad --en Toreno (León)--, que supone que haya 1.200 mujeres con medidas de protección policial en vigor de un total de 2.600 registradas en el sistema de seguimiento integral. Anualmente se producen en Castilla y León más de 5.000 nuevas agresiones.

 

La delegada del Gobierno, quien ha recordado el Pacto de Estado frente a la violencia de género que supone 7,5 millones de euros para la Comunidad y 2,5 para ayuntamientos (con los que se organizarán jornadas para dar ideas de posibles actuaciones), ha explicado que esta colaboración responde al compromiso adquirido en la reunión que mantuvo con la consejera en octubre y supone que un psicólogo pueda acudir a dependencias policiales cuando lo autorice la víctima para su atención a la hora de interponer la denuncia, un momento "traumático" en el que se trata de apoyar a la víctima.

 

Sin embargo, Barcones ha recordado que la denuncia es el punto de partida que pretende ayudar antes de que en ocasiones sea "demasiado tarde" y por ello siempre se ha buscado la implicación de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

ACTO DE "AUTÉNTICA VALENTÍA"

 

A este respecto, el jefe superior de Policía de Castilla y León, tras reconocer que nunca es "suficiente" todo lo que aporten las diferentes instituciones para luchar contra esta "lacra social", ha apuntado que el momento de la denuncia es uno de los "más duros" para la mujer maltratada, un acto de "auténtica valentía".

 

Zurita, quien tiene amplia experiencia después de años al frente del sistema de seguimiento de víctimas VioGén, ha apuntado que es un acto de valentía porque supone "renunciar" a muchas cosas como el entorno familiar, incluso el perder calidad de vida de los hijos y de ahí la importancia del apoyo psicológico.

 

Para ello, se han realizado jornadas en todas las provincias para aumentar la empatía de los agentes con las víctimas e incrementar la inteligencia emocional para una mejor interacción, más fluida y práctica con ellas. El 4 de febrero finalizará en Burgos la última jornada, con la que 330 agentes de policías locales, Guardia Civil y Policía Nacional habrán recibido "valiosas herramientas" para este fin.

 

Por su parte, Alicia García ha destacado la importancia de la coordinación, cooperación y trabajo conjunto de todos los agentes implicados en la lucha contra la violencia de género y ha señalado que con esta iniciativa se da "un paso más" en el desarrollo del modelo integral de atención a las víctimas 'Objetivo Violencia Cero' puesto en marcha en 2015 y que supuso, entre otras cosas, la puesta en marcha de un sistema de información único que cuenta con cerca de 2.000 informes sociales de las víctimas.

 

Esta coordinación ha sido posible gracias al impulso por parte de la Junta de más de 22 convenios y protocolos de colaboración y actuación con diferentes entidades e instituciones en los últimos tres años, ha recordado Alicia García, quien ha añadido que también han ampliado numerosas prestaciones y servicios dirigidos a las víctimas.

 

14 ATENCIONES EN SU PILOTAJE

 

En cuanto a la atención psicológica urgente en sede policial, ahora se pone en marcha de forma definitiva tras una fase experimental de unos meses que ha supuesto la atención a 14 mujeres denunciantes repartidas por las provincias de Burgos, León, Segovia, Valladolid y Zamora, 13 de ellas en el medio rural.

 

Este servicio recientemente incorporado por la Junta al Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León está financiado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades con cerca de medio millón de euros y que se desarrolla en colaboración con el Colegio de Psicólogos de la Comunidad.

 

Para su puesta en marcha se va a movilizar a 82 psicólogos profesionales expertos en atención urgente a víctimas de violencia de género que acudirán a la comisaría en la que sean requeridos.

 

La consejera ha señalado que a este servicio, cuyo protocolo y contenidos de actuación de urgencia han sido elaborados por el Colegio de Psicólogos, pueden acceder tanto mujeres víctimas de violencia de género como los menores dependientes de ellas y funciona todos los días las 24 horas.

 

Para ello, y ya que este servicio impulsado por la Junta en colaboración con el Colegio de Psicólogos se presta en sedes policiales cuando una mujer acude a denunciar, la consejera ha pedido la colaboración de la Delegación del Gobierno para que difundan entre los profesionales de los cuerpos y fuerzas de la Comunidad la existencia de este servicio y la necesidad de informar a una víctima de su existencia cuando acuda a una de estas sedes y posteriormente solicitarlo si se cuenta con la conformidad de la víctima para ello.

 

Si se tiene la conformidad de la víctima, los profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad tendrán un teléfono al que avisar al Colegio de Psicólogos que pondrá en marcha a uno de los psicólogos de estos equipos especializados para que esté presente en un máximo de 30 minutos junto a la víctima que necesite la ayuda en la comisaría a la que haya acudido.

 

La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades ha señalado que el servicio también se ha ofrecido a las policías locales a través de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León.

 

Este servicio no es el único de los que ha puesto en marcha la Junta de Castilla y León cuyo conocimiento por parte de los profesionales de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado es fundamental de cara a trasladar la existencia de los mismos a las posibles víctimas.

 

Es el caso del Servicio de asistencia letrada a mujeres y niñas víctimas de agresiones sexuales, a través del cual se ha asistido desde 2017 a 83 mujeres; al servicio de atención psicológica, que desde junio ha atendido a tres menores víctimas de agresiones sexuales, o al servicio de atención y protección a las víctimas de trata, para el cual la Junta ha habilitado un recurso habitacional y se ha impulsado una red de atención psicosocial.