¿Por qué no engordan los pájaros cantores?

Pájaro cantor

Tienen la capacidad de ajustar su energía en función de lo consumido. 

Al darse cuenta de que los pájaros cantores, como los pinzones, nunca parecen engordar a pesar de comer en exceso en los comederos de pájaros, el biólogo ambientalista londinense Lewis Halsey se preguntó si la cantidad de energía que ponen las aves para cantar, inquietarse o hacer ejercicio puede ajustarse de manera que regule el peso.

 

En una revisión de la literatura publicada este martes en la revista 'Trends in Ecology & Evolution', explora si los pájaros cantores no tienen que preocuparse por sus calorías porque pueden controlar la forma en que sus cuerpos usan la energía.

 

"Las aves paseriformes en los comederos para pájaros cerca de mi casa nunca parecen engordar a pesar de tener este buffet constantemente disponible para ellas, pero hay personas que se vuelven pesadas cuando se exponen a ese tipo de ambiente donde se come todo lo posible", dice Halsey, de la Universidad de Roehampton, en Reino Unido.

 

"Quería investigar posibles mecanismos conductuales y fisiológicos, aparte de solo los alimentos consumidos y el ejercicio realizado, que ayudan a los animales a controlar sus presupuestos de energía y pesos corporales. Hay más cosas en juego que solo cuántas calorías tienes delante de la cara", añade.

 

Ahora bien, es posible que nunca veamos pájaros cantores gordos porque los que engordan demasiado son eliminados por una variedad de depredadores. Sin embargo, esa presión de depredación eventualmente provocaría que la evolución elimine esa tendencia, y estudios recientes sugieren indirectamente que las aves son capaces de equilibrar la ingesta energética aumentando su tasa metabólica diaria o disminuyendo la eficiencia con la que pueden extraer energía de los alimentos ingeridos.

 

"Para una cantidad dada de comida, un animal puede ajustar inconscientemente la eficiencia con la que utiliza la energía, ya sea por comportamiento cambiando la frecuencia de aleteo o patrones de canto para usar más o menos energía, o fisiológicamente, en términos de metabolismo digestivo o celular eficiencia", subraya Halsey.

 

Con base en la evidencia emergente, quiere replantear la forma en que pensamos acerca de la ecuación estándar restando la energía consumida de la energía quemada. "Necesitamos recordar que la 'energía dentro' no es lo que se introduce por la boca, sino lo que se absorbe por el intestino y luego lo que se extrae de las células, verlo como la cantidad de alimentos consumidos es demasiado simplista --explica--. Y esto va para los humanos y otros animales, no solo para los pájaros cantores".

 

Halsey ha marcado algunas áreas para futuras investigaciones. Un experimento de este tipo podría presentar aves que normalmente se mantienen delgadas frente a un comedero de pájaros lleno de semillas con una opción más atractiva y fácil de digerir.

 

"Quiero darles a las aves el equivalente a un helado y ver si eso rompe su resolución y el control de la masa corporal como lo hace para muchos humanos, o si, incluso frente al equivalente al helado, sea lo que sea, las aves mantienen su peso --plantea--. Esto podría hacerse en el laboratorio de forma preliminar y más adelante en el campo para ayudarnos a comprender cómo estos mecanismos subyacentes regulan el peso corporal".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: