Policías se manifiestan y cortan por instantes la Gran Vía en protesta contra la derogación de la 'ley mordaza'
Cyl dots mini

Policías se manifiestan y cortan por instantes la Gran Vía en protesta contra la derogación de la 'ley mordaza'

Manifestación de policías en Salamanca.

Sindicatos de los diferentes cuerpos policiales se han movilizado hoy en Salamanca para rechazar la modificación de la Ley para la Protección de la Seguridad Ciudadana, denominada 'Ley Mordaza', porque consideran que les desprotege. Los asistentes, unos 150, han cortado por instantes la Gran Vía con una pancarta y se han manifestado ante la subdelegación del Gobierno convocados por los principales sindicatos del sector.

 

En una convocatoria sin precedentes, secundada en todo el territorio estatal por los trabajadores de la seguridad pública, las principales asociaciones profesionales y sindicatos policiales de las Fuerzas de Seguridad se han manifestado con el objetivo de mostrar su "frontal rechazo" a las modificaciones de esta norma que se desarrollan en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

 

Los representantes de las diferentes Policías consideran que la Ley Mordaza constituye "una herramienta fundamental para el desempeño de la función policial en su contacto diario con la ciudadanía". A su juicio, su reforma "en los términos que se han propuesto y para la que no se ha contado con los representantes de los policías, dinamita el principio de autoridad, imprescindible tanto en la mediación entre agentes y ciudadanos como, para el mantenimiento de la paz social en tiempos tan complejos como los que atraviesa la sociedad".

 

"La convocatoria de movilizaciones sin comunicación previa, la retirada de la presunción de veracidad a las actas y atestados policiales, la rebaja e impunidad en la toma de imágenes a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el desempeño de sus funciones, son algunas de las líneas rojas que la reforma legal en proyecto rebasa de forma flagrante, dificultando con ello el trabajo policial y poniendo en riesgo tanto a ciudadanos como a policías", añaden.

 

En este sentido, advierten de que, "sin seguridad no hay libertad y, sin el marco legal adecuado la capacidad y las posibilidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en su misión de garantizar esa seguridad ciudadana, se verá gravemente mermada".