Podemos 'erre que erre' contra Amancio Ortega: dona para "eludir ciertas responsabilidades"

Reunión del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos para hacer un análisis global de la situación política tras las elecciones generales

La coportavoz del Consejo de Coordinación de Podemos, Noelia Vera, ha señalado este jueves el fundador de Inditex, Amancio Ortega, realiza donaciones a la sanidad pública para "eludir ciertas responsablidades", tales como la explotación laboral en determinados países.

En una entrevista en Telecinco, Vera ha mantenido que la postura defendida durante la campaña electoral de criticar las donaciones a la sanidad publica de Ortega ha supuesto que se abra un "debate necesario" y es que los servicios públicos se defienden y se dotan de presupuesto desde las instituciones y desde el Congreso de los Diputados, y no pueden depender de la "bondad" de multimillonarios.

Además, ha declinado discutir con el líder de Podemos en Denia quien reprochó las palabras de Iglesias sobre Ortega y le invitó a que "se callara la puta boca", y ha reivindicado que era un debate que había que abrir. "En Podemos no nos tiemblan las piernas al sacar a la agenda pública debates que están escondidos y que por cierta prudencia no se tocan", ha añadido.

En este sentido, ha incidido en que el hecho de que haya una máquina para la lucha contra el cáncer en la sanidad pública no puede depender de que "un multimillonario es bondadoso", aunque ha señalado que es "una buena acción y bienvenida sea".

Desde la formación 'morada' lamentan además que no se ponga el foco también en "la explotación laboral" de Inditex en determinados países, e insisten en que Ortega invierte y dona en la sanidad para "eludir también ciertas responsabilidades". "Son verdades incomodas", ha concluido.

La primera en criticar las donaciones del empresario textil fue la candidata a la Asamblea de Madrid, Isa Serra, quien señaló que no aceptaban esas "propinas" a la Sanidad Pública. Desde la dirección nacional, tanto Iglesias como Irene Montero defendieron este postulado y en cada mitin en el que participaron en la segunda semana de campaña para las autonómicas hicieron claras alusiones a que la sanidad pública no debía depender de donaciones de multimillonarios sino de unos presupuestos públicos acordes con las necesidades del sistema de salud.