Piden el reconocimiento de agente de autoridad para funcionarios de prisiones tras la agresión de Igor ‘El ruso’ en Dueñas
Cyl dots mini

Piden el reconocimiento de agente de autoridad para funcionarios de prisiones tras la agresión de Igor ‘El ruso’ en Dueñas

El sindicato CSIF señala que esta medida "no supondría ningún coste económico para el Estado y dignificaría el trabajo que realizan los trabajadores día a día"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) urgió el reconocimiento de los funcionaros de prisiones como agentes de la autoridad para que conductas agresivas de los internos hacia los funcionarios, como la protagonizada ayer por Igor ‘El ruso’ en la prisión de Dueñas (Palencia), se consideren delitos con la ampliación de condena que ello conllevaría.

 

“Esta medida no supondría ningún coste económico para el Estado, y dignificaría el trabajo que día a día vienen realizando los Funcionarios de Prisiones”, señalaron desde el sindicato, quienes aseguraron que "mejoraría las condiciones laborales en las que desarrollan su trabajo y que realizan con gran profesionalidad, a pesar de la gran carencia de medios materiales y falta de personal”.

 

Este pasado sábado 10 de abril, al procederse a sacar al interno Igor ‘El ruso’ de su celda para el posterior traslado al Centro Penitenciario de Zaragoza, el preso se negó y, con una actitud extremadamente agresiva, amenazó de muerte a los funcionarios de servicio. Este preso va a ser juzgado por un triple asesinato ocurrido en Andorra (Teruel) en 2017.  

 

Posteriormente se abalanzó sobre un funcionario, con un azulejo de la celda que tenía escondido, clavándoselo en un costado e impactando en el chaleco de protección. A continuación, lanzó puñetazos y patadas a los trabajadores, causando lesiones a cuatro de ellos, de diversa consideración. “Gracias a la profesionalidad y el buen hacer de los compañeros, el interno pudo ser reducido en su celda y llevarlo al Departamento de Ingresos, donde lo esperaba una Unidad Especial de la Guardia Civil para trasladarlo a Zaragoza”, relató CSIF.

 

CSIF denunció que las "promesas preelectorales" que todos los partidos políticos hacen relativas a los funcionarios de prisiones, entre las que se encuentra el reconocimiento de agentes de la autoridad, "caen en saco roto cuando acceden al poder, y lo que antes eran atenciones y parabienes se convierten en olvido y arrinconamiento”.

 

Por ello, consideraron que toda "esta falta de respeto" por parte de los internos deriva de la dejadez de los dirigentes políticos y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a la que exigieron un cambio de actitud para que los trabajadores penitenciarios vean mejoradas sus condiciones laborales, empezando por cubrir las plazas vacantes de personal, que en Castilla y León son unas 700. En la cárcel de Dueñas las vacantes suponen el 30 por ciento de la plantilla, es decir, unos 80 empleados, sentenciaron.