Pide 900.000 euros a un antiguo jefe por tirarse pedos sobre él para "angustiarle"

EP

David Hingst, un ingeniero de Melbourne, explica que el acoso laboral sufrido por las flautulencias de su jefe le han originado un "estrés severo". 

Un ingeniero de Melbourne (Australia) ha denunciado a su exsupervisor por "tirarse pedos sobre él" y ahora está en trámites judiciales después de que el juez determinase que el empleado no fue intimidado, según 20 minutos. David Hingst demandó a su jefe en 2017 y pidió una indemnización de 1,8 millones de dólares (casi 900.000 euros), pero el juez consideró que no hubo intimidación por parte del superior, así que desestimó la causa.

 

El hombre de 56 años ha recurrido al Tribunal de Apelación este lunes donde defendió que "la flatulencia era una forma de acoso", tal y como informa News.com. "Yo podía estar sentado con la cara contra la pared y el entrar en la habitación, que era pequeña y no tenía ventanas, tirarse un pedo detrás de mí e irse de allí. Así, como cinco o seis veces al día", detalló el ingeniero. 

 

"No puedo recordar. No recuerdo haberlo hecho, pero tampoco puedo asegurar que no lo hice o que sí. Simplemente no me acuerdo", alegó. Lo que sí que reconoció Short fue que, de haberse tirado pedos sobre Hingst no sería "con la intención de angustiarle o acosarle"

 

Un día, harto de que eso ocurriera, Hingst cogió un desodorante y roció a su supervisor con él. Defendió este comportamiento en el juicio contando que las flatulencias le habían causado un "estrés severo", según 20 minutos.