Pequeños detalles le dan la victoria al Barcelona en el primer 'clásico'

Heurtel y Campazzo, uno de los nuevos duelos del clásico

El Barcelona Lassa asaltó (80-84) el WiZink Center para infligir la primera derrota a un Real Madrid que llegaba invicto y líder al primer Clásico de la temporada, gracias a un mayor acierto en los momentos finales que decantó un encuentro igualado hasta los últimos minutos

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Campazzo (6), Doncic (20), Causeur (8), Reyes (8) y Randolph (4) --quinteto incial--; Tavares (4), Randle (2), Rudy (10), Carroll (7), Taylor (4) y Thompkins (7).

 

BARCELONA LASSA: Heurtel (6), Hanga (6), Sanders (13), Moerman (19) y Seraphin (15) --quinteto inicial--; Ribas (9), Pressey (-), Navarro (6), Oriola (3), Koponen (-) y Tomic (7).

 

PARCIALES: 19-18, 26-27, 16-16 y 19-23.

 

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, Perea y Caballero. Sin eliminados.

 

PABELLÓN: WiZink Center. Asistieron 12.114 espectadores.

Los blaugranas repitieron lo conseguido el curso pasado, esta vez a domicilio, rompiendo la racha de imbatido de un Real Madrid con problemas en la pintura por las bajas de larga duración de Gustavo Ayón y Ognjen Kuzmic. Una penetración fallada y una pérdida de los madrileños decidieron el enfrentamiento.

 

El WiZink Center lució abarrotado para un importante duelo en el que Doncic tomó las riendas madridistas desde el inicio. Con Kevin Seraphin castigando el mermado juego interior blanco, el esloveno lideró el ataque local con diez puntos. Con su descanso, los de Pablo Laso perdieron la facilidad anotadora.

 

La segunda unidad blaugrana equilibró un inicio superior del Real Madrid, que no se tradujo en diferencia de puntos. Con Juan Carlos Navarro sobre la pista, convertido en el jugador con más Clásicos de la historia (63) tras superar a Juan Antonio San Epifanio 'Epi', los de Sito Alonso amenazaron con despegarse en el marcador.

 

Sin embargo, la vuelta a la cancha del esloveno frenó el impulso barcelonista. El tercer triple de Pau Ribas, sobre la bocina, cerró con empate (45-45) un segundo parcial en el que debutó en los blancos Walter Tavares. Laso uso al caboverdiano de 2,21 para frenar a un Ante Tomic que no pudo destacar por la intensa defensa.

 

Mientras, Ribas y Adrien Moerman aprovecharon la distracción que suponían Tomic y Seraphin y el intento de cerrar la zona de los blancos para castigar desde el perímetro. Tras el descanso, Moerman (19 puntos y 4 de 6 en triples) trató de desequilibrar el partido asumiendo el peso ofensivo de los suyos, aunque las defensas y el desacierto evitaron que se rompiera la igualada.

 

Con Causeur desaparecido tras un buen arranque, Rudy Fernández (10 puntos) salió en ayuda de Doncic (20 puntos). También aparecieron el capitán Navarro, que superó los 800 puntos en Clásicos, y Rakim Sanders (13 tantos) en los catalanes para equilibrar la balanza, deparando un igualado final acorde con el resto del choque.

 

En los momentos decisivos, Doncic no pudo decantar el encuentro del lado blanco. El esloveno falló en la penetración decisiva y la pizarra de Laso no funcionó tras la sentencia de Thomas Heurtel, que solo había anotado una canasta y se convirtió en el héroe azulgrana para romper la racha de siete encuentros invicto que acumulaba un Real Madrid líder, pero ahora empatado con Valencia Basket.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: