Palencia, líder en pernoctaciones en el mes de enero

Los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de enero 331.162 pernoctaciones (un 14,09% más) con una estancia media de 1,71 días frente a los 3,15 de la media nacional, de las que 279.014 correspondieron a viajeros españoles.

Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en enero de 2015 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 193.687 viajeros (un 8,09 por ciento más) de los que 163.609 eran residentes en España y 30.078 extranjeros.

 

El mayor grado de ocupación en enero de 2015 se produjo en Palencia (2,05 días y 14.936 pernoctaciones), seguida de León y Soria (1,82 días y 53.692 y 13.600 pernoctaciones en cada caso), Zamora (1,78 días y 17.195 pernoctaciones), Valladolid (1,74 días y 60.665 pernoctaciones), Salamanca (1,72 días y 71.903 pernoctaciones), Ávila y Segovia (1,61 días y 24.719 y 29.684 noches respectivamente) y Burgos (1,52 días y 44.770 pernoctaciones).

 

En Castilla y León había 1.170 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 53.183 y una capacidad de empleo de 5.668 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en enero fue del 19,99 por ciento (40,55 por ciento en España) mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 26,77 por ciento (45,50 por ciento en España).

 

En concreto, Castilla y León ocupó el sexto puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en enero y se aupó al puesto número seis como destino preferido de los españoles, con el 5,6 por ciento de la distribución de las pernoctaciones.

 

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (233 y 5.534 habitaciones), seguido de Salamanca (184 y 4.990), Burgos (171 y 4.360), Valladolid (124 y 4.178), Segovia (112 y 2.646), Soria (102 y 1.652), Ávila (95 y 2.319), Zamora (85 y 1.766) y Palencia (65 y 1.227).