Palencia cuenta con 226 juntas vecinales para 11.562 habitantes

Reunión con representantes municipales

La Comunidad autónoma con más entidades locales menores de todo el país, es Castilla y León; y la Provincia de Palencia es una de las tres con mayor índice de entidades locales menores (en adelante ELM) en la región, junto a Burgos y León

En Palencia actualmente existen 226 entidades locales menores, conocidas coloquialmente como juntas vecinales. La población en éstas alcanza los 11.562 habitantes, lo que suponen un 13,22% de la población de la provincia, excepto la capital. 

 

La definición de entidad local menor es introducida por primera vez por la Ley 7/1985, de 2 de abril Reguladora de las Bases de Régimen Local, aunque ya desde el siglo XII se habla de juntas vecinales (en adelante JV) – término coloquial para referirse a las entidades locales menores- cuando se habla de agrupaciones de vecinos que responden a necesidades para subsistir.

 

Cuando a éstas se las reconoce como personas jurídicas públicas es el siglo XIX, hasta que en 1924 son reconocidas con personalidad jurídica y capacidad de obra en el Estatuto Municipal de 1924, cuyo estatuto señalaba en su artículo 2º que: bajo la denominación de Entidades locales menores se comprenden los anejos, parroquias, lugares, aldeas, caseríos y pedanías que, dentro de un Municipio, y constituyendo núcleo separado de edificaciones, forman conjunto de personas y bienes, con derechos o intereses peculiares y colectivos, diferenciables de los generales del Municipio.

 

La Ley 7/1985  considera las entidades locales menores como entidades locales, por cuanto tienen elementos similares a las entidades territoriales, tales como el territorio, la población y la organización.

 

Las ELM o juntas vecinales son el último nivel del sistema administrativo español, descendiendo desde la administración central, la autonómica, las diputaciones provinciales, y los ayuntamientos. 

 

La Comunidad Autónoma con más entidades locales menores es Castilla y León, y las provincias de Burgos, León y Palencia son las provincias con mayor número de juntas vecinales.

 

Palencia cuenta con 226 JV, lo que indica la amplia dispersión de su población en cada uno de estos núcleos. La población en estas JV alcanza los 11.562 habitantes, que suponen un 13,22 % de la población total de la provincia palentina, excepto la capital (según los últimos datos del INE 2014). Cervera de Pisuerga y Aguilar de Campoo son los municipios con un mayor número de JV en la Provincia.

 

Competencias de las ELM

 

La legislación de Régimen Local establece que las competencias de las entidades locales menores son: construcción, conservación y reparación de fuentes, lavaderos y abrevadores; la policía de caminos rurales, montes, fuentes y ríos; la limpieza de calles; la mera administración y conservación de su patrimonio, incluido el forestal, y la regulación del aprovechamiento de sus bienes comunales; además de la ejecución de obras y la prestación de servicios comprendidos en la competencia municipal y de exclusivo interés de la entidad.

 

También pueden las ELM disponer de competencias delegadas por el Ayuntamiento al que pertenecen como la ejecución de obras y la prestación de servicios. En ningún caso serán delegables las competencias municipales relativas a la ordenación, gestión y disciplina urbanística.

 

Las juntas vecinales pueden disponer como cualquier otra entidad local de bienes de dominio público y patrimoniales, pero su mayor y especial valor es la titularidad de bienes comunales, que son aquellos cuyo aprovechamiento le corresponde al común de los vecinos.

 

Apoyo constante

 

Desde que las entidades locales menores son consideradas con personalidad jurídica, "han recibido distinto apoyo de la Diputación, con cargo a  subvenciones, planes provinciales y apoyo contable y administrativo dentro del Servicio de Asistencia a Municipios, entre otros muchos", señalan desde la institución provincial.

 

Y es que la Diputación en el ejercicio de su competencia de asistencia y cooperación jurídica, económica, y técnica a los municipios de la provincia, en especial a los de menos capacidad económica y de gestión, colabora también de manera directa con las ELM, comentan.

 

Una de las áreas donde más se percibe este apoyo a las Juntas Vecinales o ELM es precisamente el de Medio Ambiente, seguido de la Desarrollo Agrario.