Palencia contará con 21 máquinas quitanieves y 77 trabajadores durante la campaña invernal
Cyl dots mini

Palencia contará con 21 máquinas quitanieves y 77 trabajadores durante la campaña invernal

Una quitanieves en una carretera cubierta de hielo. Foto: EP

El protocolo recoge las fases de alerta, preemergencia y emergencia, así como diversos niveles establecidos por la DGT según la situación.

El Protocolo de vialidad invernal para la provincia de Palencia estará formado por 21 máquinas quitanieves, de las que 12 de ellas nuevas para esta campaña, cinco estaciones meteorológicas, tres depósitos para 6.100 toneladas de sal, y 12 silos en los que se almacenan casi 1.200 toneladas salmuera y otros fundentes. Además, el dispositivo englobará a 77 personas que trabajarán específicamente en mantener la normalidad del tráfico en caso de nevadas copiosas, a las que hay que sumar los efectivos de Guardia Civil.

 

El plan recoge los procedimientos operativos para el desarrollo de la campaña y se establecen las medidas preventivas, las circunstancias en las que se activarían las fases de protocolo (alerta, preemergencia y emergencia) y la consiguiente movilización de los efectivos, así como la canalización de la información a los ciudadanos tanto de las previsiones del tiempo como del estado de las carreteras. 

 

Con ello, se trata de garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en situaciones meteorológicas adversas. De esa forma, se intenta prevenir la formación de placas sobre las calzadas cuando se esperen nevadas. Después, en caso de que estas se produzcan, se actúa para retirar con celeridad y eficacia la nieve y minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos. Y del mismo modo, se informa a los usuarios de carreteras de cualquier incidencia con antelación suficiente.

 

En ese sentido, los niveles de riesgo que establece la Dirección General de Tráfico (DGT) se establecen entre nivel verde, en el caso en el que comienza a nevar y se pide prudencia; nivel amarillo, con la presencia de nieve en la calzada y ya no pueden circular camiones; nivel rojo, momento en el que la calzada está completamente cubierta de nieve y sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos de invierno; nivel negro, situación en la que la carretera se encuentra intransitable y está cerrada al tráfico. 

 

Además, dependiendo de la situación meteorológica y las condiciones de la vía, se declaran diferentes fases. En un primer lugar, la fase de alerta, se activa cuando la Aemet emite boletines de aviso por nevadas con nivel amarillo, naranja o rojo. La activación de esta fase significa que las unidades de Demarcación de Carreteras movilizan los medios en la zona en la que se activa. Del mismo modo, la Guardia Civil despliega a sus efectivos de tráfico y se realizan las previsiones necesarias por si hubiera que reunir el Comité ejecutivo de esta Comisión. 

 

En segundo lugar, se declarará la fase de preemergencia cuando la intensidad de la nevada hace prever dificultades para la circulación o cuando la nieve caída, el hielo u otra circunstancia, dificulte efectivamente la circulación. Por último, la fase de emergencia se establecerá cuando resulte necesario prestar atención a personas que han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios.