Palencia aspira a convertirse en uno de los destinos turísticos urbanos de Castilla y León
Cyl dots mini

Palencia aspira a convertirse en uno de los destinos turísticos urbanos de Castilla y León

Ayuntamiento de Palencia.

El estudio, a las puertas de su redacción definitiva, refleja a la ciudad como un lugar sostenible, innovador, accesible y seguro

Palencia debe aspirar a convertirse en uno de los destinos turísticos urbanos de Castilla y León, reconocida por su "autenticidad y excelencia”, de la mano de su papel "sostenible, innovadora, accesible y segura, que ofrece al visitante experiencias que conectan con el medio ambiente y la cultura local", detalló la concejal de Turismo del Ayuntamiento de la capital, Laura Lombraña. Son aspectos claves entre los objetivos y estrategias que se recogen en el Plan de Impulso al Turismo de la Ciudad de Palencia 2020-2023, realizado por TMR Experience, a las puertas de la redacción definitiva. 

 

De esa forma, el análisis escenifica a Palencia como "un destino turístico de alta calidad que se distingue por ofrecer al visitante experiencias que conectan con el medio ambiente y la cultura local, integrando intereses de turistas y residentes”. Además, las conclusiones del estudio insisten en la "necesidad de que los ciudadanos también se impliquen en alcanzar los objetivos marcados por este plan”, según adelantó la concejal de Cultura.

 

No obstante, también se refleja que la capital se establece como la puerta de entrada a una provincia con atractivos sorprendentes como el románico, el Camino de Santiago, el Canal de Castilla, las villas romanas de La Olmeda o La Tejada o la montaña palentina, “permitiendo ofrecer una visión compartida que, a juicio de los expertos, se establece como vital para el éxito del plan”, apuntó.

 

Fortalezas y debilidades

El trabajo de TMR Experience determina que las principales oportunidades que tiene Palencia son el desarrollo de un sistema de gestión que promueva la ciudad como destino inteligente; la puesta en valor de su carácter ‘verde’, “adhiriéndose a sellos de reconocimiento a nivel continental”; aprovechar su ubicación geográfica, “en pleno corazón del Corredor Atlántico Europeo”; continuar con la mejora de su producto gastronómico, “apoyándose en las IGP, Denominaciones de Origen y marcas de calidad (Alimentos de Palencia)”; y desarrollando un catálogo de productos turísticos vinculados a los atractivos de capital y provincia, señaló Lombraña.

 

Asimismo, el texto presentado hoy también pone negro sobre blanco los problemas y limitaciones con los que es necesario lidiar para conseguir los fines marcados. Entre ellos se encuentran la ausencia de visión compartida, “por parte de todos los actores, públicos y privados, implicados en el ámbito del turismo”; la necesidad de mejorar el aprovechamiento de los recursos disponibles, “como por ejemplo mediante la gestión de horarios y días de apertura, instalación de señalización o acciones de marketing”; la limitada capacidad de alojamiento, “al estar orientados al cliente de paso y la demanda local”; y el escaso uso de las nuevas tecnologías.

 

A partir del conocimiento de las fortalezas y debilidades del ámbito turístico capitalino, el Plan de Impulso explicita los 15 retos concretos que hay que afrontar para dar un vuelco a la dinámica actual, “dando a conocer a todo el mundo que somos un destino de alta calidad”, expresó la concejal. Estos se encuentran resumidos en cuatro áreas, como son, el fortalecimiento de la estructura y gestión del sistema, la implicación de los residentes en el desarrollo, “por la importancia social y económica del turismo y su papel clave como anfitriones”, la mejora de la competitividad del sector y el incremento del posicionamiento de la ciudad en los mercados nacionales e internacionales, apuntó.