Palencia acogerá un proyecto piloto para que los enfermos en fase terminal puedan vivir en su casa
Cyl dots mini

Palencia acogerá un proyecto piloto para que los enfermos en fase terminal puedan vivir en su casa

DIP. PALENCIA

Denominado 'INTecum', que se iniciará a finales de año y durará 12 meses.

La provincia de Palencia va a acoger un programa piloto, que se iniciará a finales de año y durará 12 meses, denominado 'INTecum' para que los enfermos en fase avanzada o terminal puedan vivir en su casa hasta el final de sus días con todos los apoyos sanitarios que precisen tanto ellos como su entorno.

 

La consejera de Familia y Igualdad de Oportunidades, Alicia García, junto al de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, y la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, ha presentado este lunes en Palencia el proyecto que nace con la intención de incluirse en el catálogo de dependencia en un futuro.

 

'INTecum' (para ti y contigo) pretende dar a los ciudadanos de Castilla y León que se encuentren en esta situación la posibilidad de decidir si quieren vivir hasta el último momento en sus hogares y rodeados de su entorno y gente habitual, ofreciéndoles los "apoyos sociales y sanitarios" que necesiten ha explicado García.

 

El proyecto está dirigido a personas que estén incluidas en el proceso asistencial integrado de cuidados paliativos de Sacyl y que tengan una enfermedad incurable, avanzada o progresiva y se prevea escasa posibilidad de respuesta a los tratamientos. También pueden beneficiarse del mismo los cuidadores familiares que se encuentren en una situación de un fuerte impacto emocional que desborde su capacidad autónoma de respuesta.

 

"El objetivo es que sea el gérmen de una nueva prestación social dentro del catálogo de dependencia", ha añadido la consejera.

 

Así, 'INTecum' que cuenta con 500.000 euros de presupuesto, se va a desarrollar con carácter piloto en la capital y provincia de Palencia durante 12 meses con la finalidad de recabar la experiencia necesaria que permita la futura generalización al conjunto de la Comunidad. Cada mes se incorporará un grupo de hasta 15 usuarios hasta alcanzar las 100 personas participantes.

 

Una muestra que se considera significativa puesto que durante el año 2017 se incluyeron en el Plan de Cuidados Paliativos de Palencia 102 personas, de las que fallecieron 49 y "solo el ocho por ciento en el hospital", de las que el 46 por ciento tenían su domicilio en la capital y el 56 en el medio rural, ha apuntado Alicia García.

 

Asimismo, se estima que esta experiencia pueda generar 35 puestos directos de trabajo, fundamentalmente en el medio rural.

 

ATENCIÓN

 

La atención tanto sanitaria como social, puesto que como ha apuntado el consejero de Sanidad, la primera "no es suficiente", se prestará a los usuarios en el hogar en el que decidan vivir, ya que puede ser el suyo habitual o el de una persona de su entorno.

 

Así, se deberán transformar los hogares en riesgo para que sean seguros a través de la adaptación de espacios, las ayudas técnicas que faciliten la máxima autonomía de las personas y los apoyos de proximidad suficientes, etc.

 

La atención se prestará a los pacientes identificados en el Plan de Atención de Cuidados Paliativos pero también se extiende pacientes con "enfermedades crónicas, discapacidades graves, etc", es decir personas sin expectativas de curación.

 

Un piloto en un territorio "receptor de innovación social y sanitaria" que cuenta con un tercer sector "comprometido" que también participará en el programa, para dar un "servicio directo y necesario" a sus habitantes, ha finalizado Armisén.