Opel Crossland X 1.6T Excellence 120 CV: ha nacido un líder

En un segmento cada vez más poblado y competido, Opel lanza una nueva propuesta que está llamada a liderar la lista de ventas, gracias a su calidad, equipamiento, funcionalidad y diseño.

Moderno y compacto por fuera, muy espacioso y versátil por dentro. Así podría definirse el nuevo Crossland X, un modelo que lo tiene todo para triunfar en un mercado cada vez más competido. De hecho, el nuevo crossover de Opel, fabricado en exclusiva en Zaragoza, ya ha convencido a más de 50.000 clientes de toda Europa desde que este modelo se lanzara al pasado verano.

 

Con una longitud total de 4,21 metros, el nuevo Crossland X es 16 centímetros más corto que un Astra, mientras que, al mismo tiempo, es 10 centímetros más alto. Los ocupantes disfrutan por tanto de una posición elevada de asiento y una excelente visión general. Los clientes que busquen una sensación incluso mayor de espacio pueden elegir el techo panorámico de cristal.

 

En su interior, el panel de instrumentos y la consola central están claramente estructurados y alineados para que sean muy accesibles y fáciles de manejar. Al mismo tiempo, para disfrutar aún más de la conducción, todo el habitáculo ofrece una generosa sensación de espacio. Especial mención merecen los asientos ergonómicos con certificación AGR, que se adaptan perfectamente al cuerpo para que nuestra espalda no sufra cuando las horas se acumulan al volante.

 

El Opel Crossland X ofrece un alto nivel de flexibilidad, dado que incorpora asientos traseros con deslizamiento individual. Se pueden plegar en secciones 60/40 y pueden desplazarse hasta 150 milímetros, aumentando en segundos el espacio del maletero de 410 a 520 litros, el volumen máximo en su clase. Asimismo, el volumen del maletero puede incrementarse hasta los 1.255 litros si los asientos traseros se pliegan completamente. También hay disponible un doble suelo opcional para aquellos que buscan un área de carga nivelada, donde se pueden almacenar objetos que no deban quedar a la vista.

 

UNA CONDUCCIÓN MUY PLACENTERA

 

La oferta mecánica del nuevo SUV de Opel está formada por tres opciones de gasolina con una oferta que se articula en un solo motor de 1.2 litros. La elección menos potente, que es atmosférica, tiene una potencia de 81 CV, mientras que las dos restantes de 110 y 130 CV son sobrealimentadas. En el caso de la versión intermedia, es posible asociarla a una caja de cambios automática de seis velocidades. En diésel, la gama se articula en dos motores de 99 y 120 CV que comparten una cilindrada de 1.6 litros. Nosotros pudimos probar la opción diésel más potente, que responde a la motorización 1.6 litros de 120 CV y 300 Nm de par máximo. Su funcionamiento, además de ser muy refinado, hace gala de un rendimiento que está a la altura de los mejores motores que hay en el mercado con una potencia equivalente. Siempre muy lleno desde la parte baja del cuentarrevoluciones, esta motorización es muy satisfactoria para moverse en todo tipo de condiciones, hasta en las más desfavorables. Buena prueba de ello son sus cifras, pues es capaz de responder con una recuperación de 80 a 120 km/h en 10,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 187 km/h.

 

Su consumo es muy bajo. Realizando mediciones en ciclo combinado, esta versión es capaz de arrojar una media de poco más de cinco litros a los 100 kilómetros, una cifra que puede incrementarse en algo menos de un litro cuando el recorrido es completamente urbano.

 

Dinámicamente, es un coche muy estable y seguro de reacciones. La suspensión, que ofrece un tarado muy suave, permite que el confort salga ganando en todo tipo de condiciones sin que la estabilidad se vea perjudicada en ningún caso. Para hacer que la conducción sea muy agradable, la dirección y la transmisión responden con la máxima suavidad sin perder precisión y buen tacto.

 

El equipamiento tecnológico del Crossland X es muy completo. Destacan elementos como el Sistema de Iluminación Adaptativa (AFL) con faros LED, la pantalla de proyección (Head-up Display) opcional reduce el riesgo de distracciones y proyecta los datos más importantes relativos a velocidad, navegación y sistemas de asistencia en la misma línea de visión del conductor, Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones con Frenada Automática de Emergencia, Reconocimiento de Señales de Tráfico, el Sistema de Mantenimiento de Carril y un avanzado asistente de estacionamiento.

 

El nuevo Opel Crossland X ya está disponible desde 14.600 euros en Vepisa (http://www.opelvalladolid.com/es), Concesionario Oficial OPEL en Zaratán (Valladolid).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: