Nueva final para los de Pablo Laso por la vía rápida

Campazzo

Los de Laso lucharán por el título de la Liga Endesa tras imponerse en el partido más igualado de la eliminatoria a Valencia Basket (78-85)-

El Real Madrid ha sellado este lunes su pase a la final de la Liga Endesa después de imponerse también en el tercer encuentro (3-0) de las semifinales del 'Playoff' por el título al Valencia Basket (78-85), un resultado trabajado ante un conjunto 'taronja' que presentó batalla hasta el final.

 

Los de Pablo Laso, que esperan ya a Barça Lassa o Tecnyconta Zaragoza, no fallaron en el traslado de la eliminatoria a la ciudad del Turia, aunque tuvieron que apretar los dientes en unos últimos minutos en los que los locales, que contaron con un excepcional Bojan Dubljevic (19 puntos y 6 de 10 en triples), se acercaron en busca de la gesta. Rudy Fernández (16 puntos), Randolph (11) y Campazzo (14) guiaron a los blancos a su octava final consecutiva.

 

Con un caldeado ambiente en una Fonteta a reventar, los de Jaume Ponsarnau saltaron a la pista con la mente puesta en forzar el cuarto duelo. Así, el parcial 'taronja' de salida de 10-3 obligó a reaccionar pronto al cuadro madridista, que amparado en Taylor y Rudy Fernández logró dar la vuelta al luminoso al final del primer cuarto (19-20).

 

La entrada de Will Thomas tras los primeros diez minutos revolucionó un choque en el que los valencianos subieron considerablemente la intensidad y fueron fraguando poco a poco la remontada; los 7 puntos del ala-pívot estadounidense volvieron a poner al conjunto local por delante y espolearon a los casi 8.000 espectadores en el pabellón Fuente de San Luis.

 

Aunque el Real Madrid respondió con un 5-0 tras un tiempo muerto solicitado por Pablo Laso, Guillem Vives y Sam Van Rossom, este último con una bonita bandeja, defendían la renta para irse con un favorable 38-35 a vestuarios.

 

El conjunto blanco abrió pista tras el descanso con cinco puntos seguidos que le ponían otra vez con ventaja, hasta que emergió la figura de Bojan Dubljevic para devolver el entusiasmo a la Fonteta. Hasta 19 puntos en el parcial del pívot montenegrino, con un impresionante 7-9 en tiros de triple, guiaron a los 'taronjas' y les permitieron llegar con vida al definitivo último cuarto (60-63).

 

Cuando parecía que los de Laso se marchaban definitivamente (+6), Van Rossom hizo su aparición con seis tantos seguidos que ponían a su equipo a uno (78-79). Sin embargo, Llull y Campazzo acababan con las incógnitas. Solo quedó tiempo para que la Fonteta en pie ovacionase a su capitán, Rafa Martínez, que jugó los últimos segundos y se despidió de su casa con lágrimas en los ojos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: