Más de 250 personas participan en las V Jornadas Culturales de Verano de la Fundación Santa María la Real

Imagen: Europa Press

El calendario continúa esta semana, con una ruta por iglesias eremíticas medievales, varias visitas al monasterio de Santa María la Real, un recorrido nocturno por templos del entorno y otro por el castillo de Aguilar de Campoo.

PROPUESTAS

 

Para mañana martes se programa ya la ruta 'Ora et labora', en la que se mostrará cómo era el día a día de los monjes premostratenses que habitaron el monasterio de Santa María la Real, y cuyos participantes tendrán la oportunidad de probar el vino que bebían o de conocer cómo se comunicaban entre ellos o cómo llamaban al silencio y la oración.

 

El jueves, 13 de agosto, la propuesta pasa por visitar 'La cara oculta' del cenobio aguilarense, mientras que el viernes, día 14, la oferta es doble: por la mañana, un recorrido por Aguilar de Campoo para descubrir su pasado hidalgo, reflejado en escudos y blasones y, por la tarde y la noche, un recorrido teatralizado por el monasterio.

 

El sábado, 15 de agosto, la jornada servirá, por la mañana, para visitar iglesias y ermitas rupestres, mientras que por la tarde de nuevo la luz cobra protagonismo en la visita al templo de Santa María de Mave. El domingo, 16 de agosto, se repite otra de las rutas que según la organización tienen "muy buena acogida" este año, como es el recorrido por el castillo de Aguilar de Campoo.

 

La Fundación ha recordado que las actividades van destinadas a grupos con un mínimo de 15 personas y las reservas pueden realizarse en el Centro Expositivo Rom en los teléfonos 979123053 y 616994651 o en el mail cvalle@santamarialareal.org.

El Centro Expositivo Rom de la Fundación Santa María la Real, en Aguilar de Campoo (Palencia), ha alcanzado el ecuador de sus V Jornadas Culturales de Verano, con la celebración hasta ahora de 15 actividades en las que han participado más de 250 personas.

 

Según han informado fuentes de la Fundación en un comunicado, las propuestas están destinadas a que el visitante "descubra de forma diferente" el territorio conocido como País Románico, a caballo entre Burgos, Cantabria y Palencia.

 

Por el momento, más de 250 personas han participado ya en las visitas nocturnas, teatralizadas, talleres y rutas guiadas organizadas por el Centro Expositivo Rom. El calendario continúa esta semana, con una ruta por iglesias eremíticas medievales, varias visitas al monasterio de Santa María la Real, un recorrido nocturno por templos del entorno y otro por el castillo de Aguilar de Campoo.

 

Según el comunicado, son días de "intenso trabajo" para los responsables del Centro Expositivo Rom, gestionado por la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, pero tienen claro que hay que aprovechar las oportunidades. "En una comarca como ésta, en la que el frío está presente casi todo el año, es necesario aprovechar el tirón del verano", ha explicado el coordinador del Rom y responsable del programa de actividades estivales, César del Valle.

 

Del Valle ha añadido que, aunque en el Rom y Alojamientos con Historia la actividad es continua y trata de desestacionalizarse, esta época es más propicia para el desarrollo de las jornadas, por varios motivos. "Se nota, por un lado, el buen tiempo, la llegada de un público más familiar y, por otro, la presencia de aficionados y profesionales del patrimonio, que vienen atraídos por los cursos que organizamos desde la Fundación Santa María la Real".

 

Según las mismas fuentes, las propuestas que mayor acogida han tenido, por ahora, han sido las visitas o recorridos por los templos del entorno al atardecer y la ruta por el románico erótico de Cantabria. "A la gente no dejan de sorprenderle este tipo de representaciones tan explícitas en capiteles y canecillos románicos, que, en ocasiones, llegan al interior de los templos", ha comentado el coordinador del Rom.

 

"Lo que les explicamos durante la ruta es que, en primer lugar, existen todo tipo de teorías con respecto a ellas y, en segundo lugar y, más importante, que en la Edad Media la sexualidad formaba parte del día a día de la gente. El concepto de privacidad que tenemos ahora, no existía, las familias compartían techo, cama y cobijo", ha añadido.

 

Junto al 'románico erótico' y a la magia de la luz, se ofrece también la posibilidad de rastrear las huellas de la guerra civil en algunos templos románicos o de recorrer lugares insólitos del monasterio de Santa María la Real.