Más de 200 personas participaron en el concurso 'Detectives del Románico', que continúa con una segunda entrega

Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas. - FUNDACIÓN SANTA MARÍA LA REAL. - Archivo

Jesús Cordero ganó el primer concurso, impulsado por el Museo Santa María la Real, al descubrir el Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas

Un total de 250 personas participó en el concurso 'Detectives del Románico' del Museo de Santa María La Real, iniciativa que ya tiene su primer ganador, Jesús Cordero, y que este lunes continúa con una segunda entrega con más pistas para descubrir una nueva "iglesia oculta" dentro del rico patrimonio románico de Palencia.

 

Al ganador del primer concurso le han bastado un par de días y de pistas para descubrir que el edificio que se buscaba era el Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas, un cenobio actualmente en ruinas que fue fundado en 1063 por la condesa Doña Elvira Sánchez y que se tiene como "el más antiguo del románico palentino".

 

Tal y como se explicó al principio de este juego de pistas, la intención es continuar con él a lo largo de todo el tiempo que dure el período de confinamiento domiciliar, puesto que se trata de una forma "divertida e interesante" de descubrir el legado románico de la provincia de Palencia y de continuar con la divulgación del centro expositivo Rom, que gestiona la Fundación Santa María la Real.

 

MAYOR DIFICULTAD

 

Con ese objetivo, este mismo lunes comenzará la segunda edición del concurso, con una nueva "iglesia oculta", nuevas pistas y un punto más de dificultad. En esta ocasión, a diferencia de la anterior, cada participante solo tendrá dos intentos para acertar la respuesta. Agotadas esas dos oportunidades, el jugador/a quedará eliminado.

 

"Hemos decidido aumentar la complejidad para dar más oportunidades a todos los participantes, ya que el nivel de respuesta a la iniciativa nos ha dejado abrumados", explica Cristina Párbole, historiadora en la Fundación y responsable de la iniciativa.

 

"En un par de días hemos recibido más de 250 peticiones, lo que demuestra que el románico interesa y que en tiempos difíciles la cultura puede ser una gran aliada para mantenerse activo y entretenido", se felicita Párbole, quien explica que la mayoría de los emails para participar iban acompañados de felicitaciones por la idea y de palabras de aliento ante la situación que estamos viviendo.

 

Refiere casos muy curiosos como el de la nieta que quería que su abuela participara desde una residencia o una señora que ha apuntado a su marido, amante del románico, para sorprenderlo. "Hay gente de toda la geografía española y del extranjero, con casos en Venezuela y París", asegura la responsable de la iniciativa.

 

CÓMO PARTICIPAR

 

La dinámica es muy sencilla. Los participantes deberán inscribirse previamente a través del correo rom@santamarialareal.org, en el que recibirán una pista cada dos días, relativa a una de las múltiples iglesias del románico palentino.

 

En ese momento, "utilizando sus conocimientos, libros o internet" podrán poner a prueba sus dotes detectivescas hasta descubrir el edificio correcto.

 

Para darle un toque más didáctico a la competición, el ganador o ganadora no tendrá solo que averiguar la "iglesia oculta", sino que tendrá que rellenar una pequeña ficha -facilitada con anterioridad por el Rom- en la que responda "la advocación de la iglesia, el lugar en el que se encuentra y las características más importantes del edificio".

 

La primera persona en acertar la iglesia y enviar correctamente cumplimentada este formulario se convertirá en el nuevo 'Detective del Románico Palentino' y recibirá en su domicilio un obsequio sorpresa.

 

La iniciativa se repetirá "las veces que haga falta", con lo que las oportunidades se multiplican y al finalizar el concurso serán varias las personas que podrán atestiguar "su condición de auténticos SherlockRom".

Noticias relacionadas