Más de 200 coralistas se reúnen este sábado en Venta de Baños para homenajear a los ‘ángeles del Covid’
Cyl dots mini

Más de 200 coralistas se reúnen este sábado en Venta de Baños para homenajear a los ‘ángeles del Covid’

La Asociación Cultural y Tercera Edad Santa Rosa de Lima organiza el mayor encuentro de coros no profesionales de la provincia de Palencia

La Asociación Cultural Centro Social de Tercera Edad Santa Rosa de Lima de Venta de Baños organiza por cuarto año el Encuentro de Villancicos previo a la Navidad que pretende unir las voces de personas que cantan de forma no profesional de la provincia. En esta ocasión, el sábado 11 de noviembre,  a partir de las 19.30 horas, en la Iglesia Parroquial de Santa Rosa de Lima se darán cita las agrupaciones Boadilla de Rioseco, Cervatos de la Cueza, Cevico de la Torre, del Programa Interuniversitario de la Experiencia, el de la Asociación Cultural y de Ocio de la Tercera Edad ACOTE, ambas de la capital y los anfitriones para cantar de nuevo, tras la pandemia, a los ángeles de la Covid, es decir, a todas las personas mayores que se fueron de forma callada durante 2020.

 

Sobre cómo surgió la idea de este encuentro el presidente del colectivo, Juan José Ruiz Quirante explicaba que “todo fue idea de Mila, la directora del coro de Boadilla de Rioseco durante la grabación del Festival Mercedes Junco hace ya cuatro años. Sacar la cultura de nuestras aulas o iglesias y juntarnos para difundirla y disfrutarla juntos. Nosotros, como no tenemos dinero, decidimos cogerla e invitarlos a cantar en ‘nuestra casa’ junto a nuestros vecinos de Baños y Cevico y a partir de ahí hemos ido creciendo”.

 

A esto añade que “el 2020 ha sido un año muy duro para nosotros. Perdimos a Daniel, uno de nuestros coralistas, y todos hemos salido dañados de algún modo. De hecho, en la puesta en marcha de nuevo echamos también de menos a Titas o a Julia que está convaleciente”, pero señala que “el hecho de reunirnos de nuevo como hace seis años, de convivir y de cantar cada jueves con el fin de reunirnos en el encuentro, nos da de nuevo vida”.

 

Villancicos populares, de la tierra, contemporáneos y canciones en defensa del mundo rural son las elegidas cada año por los protagonistas de la jornada que para finalizar unen sus voces para cantar juntos las tres estrofas del ‘Ea, mi niño’, la tradicional tonada palentina que se canta, especialmente, el 1 de enero.