Mañueco niega el giro al centro del PP y evita sumarse en público a las críticas a Casado por escorarse a la derecha

26M.- Mañueco Aplicará Medidas Fiscales Para "Reequilibrar" El Mundo Rural Y Urbano En Sus 100 Primeros Días De Gobierno

Mañueco confía en que los ciudadanos "demuestren su confianza" al modelo de "éxito" y "envidiado" que el PP ha desarrollado en Castilla y León.

El presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho su primera autocrítica ante los órganos del partido en la comunidad sobre los resultados en las últimas elecciones generales, en las que no solo perdió 4,5 millones de votos, sino que fue superado en la Comunidad por el PSOE. Hasta ahora, Mañueco se había limitado a una valoración en Madrid antes de entrar en el comité ejecutivo del PP y a sus palabras en el seno de ese órgano, que no han transcendido, y unas palabras en un acto en Burgos.

 

Fernández Mañueco, que ha presidido una reunión en Valladolid con los presidentes provinciales del partido, ha admitido que los resultados de las elecciones generales del pasado domingo no eran los "esperados" y, por tanto, ha reconocido no estar "satisfecho". Algo parecido a lo que dijo el día 1 en un acto en Burgos, cuando aseguró que ahora "empieza un nuevo partido" que se impondrá al resto en la cita con las urnas de mayo. Ha vuelto a poner el foco de los mismos la "dispersión del voto" de la que deben "aprender".

 

El candidato a la Junta ha descartado que el PP de Castilla y León tenga que cambiar de orientación y virar hacia el centro porque, desde que él llegó a la Presidencia, siempre ha demostrado ser un partido "moderado", "centrado en las personas" y que tiene "por delante" como objetivo "dedicarse" a los retos de la Comunidad.

 

Así respondía el líder de los 'populares' castellanoleoneses a preguntas de los periodistas sobre las declaraciones realizadas por el vicepresidente y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que esta ha considerado que en el entorno del presidente del partido, Pablo Casado, debería haber "más Feijóo y Herrera" -en referencia a los presidentes de Galicia y Castilla y León- y menos "Aznar y Faes".

 

Sobre cuál van a ser los objetivos de cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo, Mañueco ha hecho hincapié en que confía en "repetir éxitos pasados". "Nuestra estrategia pasa por explicar lo que se ha hecho, conservar las grandes políticas públicas y defender el municipalismo", ha subrayado.

 

En este punto, considera que el 26 de mayo, en las elecciones europeas, autonómicas y municipales, tienen una nueva oportunidad para la que están dedicados en "cuerpo y alma". "Salimos a ganar, a disputar hasta el último voto", ha arengado el dirigente para confiar en que los ciudadanos "demuestren su confianza" al modelo de "éxito" y "envidiado" que el PP ha desarrollado en Castilla y León.

 

Esta afirmación marca la estrategia de Mañueco, que el lunes en Génova aseguró que hay unas elecciones a la vista y que "no hay nada que aleje más a la gente que hablar de líderes y partidos", frase que ha usado reiteradamente cuando ha querido esquivar las fracturas internas. También confirma que Mañueco, como otros barones, es partidario de presentar la gestión en municipios y autonomías como principal argumento en estas elecciones.

 

Fernández Mañueco ha anunciado que pondrá en marcha medidas fiscales, económicas y sociales para lograr el "reequilibrio" entre el mundo rural y urbano en los primeros "cien días de Gobierno" si gana las elecciones autonómicas del 26 de mayo y que marcarán el "progreso de la Comunidad a través del progreso de sus gentes".

 

"Castilla y León no está para experimentos, ni saltos al vacío y el PP ha demostrado ser la estabilidad y la moderación que necesita la Comunidad Autónoma", ha apostillado para incidir en que la formación que preside mantiene su línea de "centrarse en las personas" y en defender las "grandes políticas públicas" que se han hecho en los años de Gobierno 'popular'

 

Durante la reunión, el candidato a la Junta ha esbozado las primeras líneas de estrategia de la campaña y que aplicará en los primeros cien días si resulta elegido presidente del Ejecutivo autonómico. Una hoja de ruta dividida en cinco grandes bloques y que forma parte de un "plan ambicioso" compuesto por más de mil medidas que "responden a los desafíos" de la Autonomía.

 

Así, Fernández Mañueco ha recordado su apuesta por eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, al ser un gravamen "injusto", ya que, a su juicio, "no es lógico tributar dos veces por lo mismo". También mantiene su intención de facilitar la conciliación laboral de las mujeres, con deducciones por hijo nacido, la implantación de la educación de 0 a 3 años y su gratuidad entre los 2 y los 3 años.

 

El tercer gran bloque girará en torno a los mayores, en "mejorar y dotar de mayor eficiencia" servicios como los que combaten la soledad de este colectivo, evitar los malos tratos en el hogar e incrementar la ayuda a domicilio y la teleasistencia, reduciendo el copago para llegar a la gratuidad en aquellas personas con una situación económica "compleja".

 

También ha vuelto a hacer mención al mundo rural con la inyección de 130 millones para que internet y la televisión digital llegue a todos los rincones de la Comunidad con el que "fijar población" y dar "igualdad de oportunidades" tanto en el ámbito laboral como en el de ocio.

 

El quinto y último bloque se centra en los autónomos y micropymes, con ayudas de 5.000 euros para la modernización de pequeñas y medianas empresas e inicio de nueva actividad y extender la tarifa plana hasta los 30 meses en el mundo rural.

 

Todo ello con el objetivo de lograr el progreso de las personas que, a su vez, ha asegurado, conllevará el de la Comunidad. "El progreso de una región es el progreso de sus gentes y estas primeras medidas buscan reequilibar el mundo urbano y rural y marcar la política económica y social para los cuatro próximos cuatro años en Castilla y León", ha puntualizado.

Noticias relacionadas