Luis Guzmán Rubio, primer Premio Provincial de Folclore José Mª Silva

Luis Guzmán Rubio es hijo del músico Antonio Guzmán Ricis (autor del Himno de Palencia). Su amor por la música le llevó a interesarse por el repertorio tradicional, del que recogió numerosos registros en el norte de la Provincia.

Luis Guzmán Rubio nació en Cuenca el 28 de junio de 1922 y es el hijo primogénito del insigne músico y compositor Antonio Guzmán Ricis, quien dirigió la Banda Municipal de Música de Palencia, razón por la cual Luis vivió en Palencia desde los dos años.

 

Ejerció como maestro en el norte de la provincia, en la zona de la Castillería, donde él mismo reconoce que con algunos estudios realizados en la Universidad de Santiago, su profunda afición a la música, heredado de su padre, y la huella que le había dejado la Escuela Normal de Santiago, motivaron en su magisterio que la música estuviera presente, lo que fue objeto de alguna felicitación por el Inspector de Educación.

 

El Ayuntamiento de Cervera le ofreció la plaza de Director de la Academia de Música y de la Banda Municipal. Desde allí empezó a hacer sus primeras recopilaciones folclóricas, concursando a los premios convocados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, obteniendo reconocimiento en algunas ocasiones.

 

Pionero en la recolección de los temas folclóricos de la provincia, especialmente del norte, desde su destino en Cervera entre los años 1944 y 1955 y posteriormente en Guardo, cuya Banda Municipal dirigió entre los años 1952 y 1958, continuando posteriormente con el trabajo iniciado desde el año 1952 de investigación, documentación folclórica y transcripción musical de cantos y tonadas, además de la ordenación del trabajo de su padre.

 

Destaca que Guzmán Rubio fue el primer grabador de registros musicales de Palencia, realizados en 1959, tanto los de carácter folclórico como otros, entre los que destaca la primera grabación pública del Himno de Palencia. El conjunto forma uno de los primeros registros documentales folclóricos de Castilla y León.

 

Desde el año 1965, en que su trabajo le llevó a Tarragona, ha continuado su labor como folclorista y en los últimos años, en colaboración con Carlos Porro, ha publicado varias obras, entre las que destacan la edición facsímil y estudio del Himno a Palencia, obra de su padre Guzmán Ricis, la recopilación de La Obra Coral Palentina de Antonio Guzmán Ricis y la edición en un CD, dentro de la serie Archivo de la tradición oral palentina, patrocinada por la Diputación, de los registros sonoros recopilados por él entre los años 1959 a 1980 y también en el año 2011 la edición de su obra Cancionero musical de la lírica y costumbres de la Montaña Palentina.

 

El premio se ha creado para rememorar y reconocer al que fue insigne folclorista palentino, José Mª Silva; músico, dulzainero, estudioso y maestro del folclore castellano y, en especial del folclore palentino, está dotado con 2.000 euros y tiene como fin valorar y destacar públicamente el trabajo de particulares, asociaciones o entidades en su contribución a la defensa y divulgación de los valores del folclore y la cultura tradicional y popular palentina en cualquiera de sus manifestaciones.