Los trabajadores de Renault plantan más de 5.000 árboles en la Cañada Real burgalesa
Cyl dots mini

Los trabajadores de Renault plantan más de 5.000 árboles en la Cañada Real burgalesa

De Meo, junto a De los Mozos, entre otros, visita la factoría de Renault en Palencia.

Unas 500 personas participan en esta actividad que cuenta con el apoyo de la Fundación Patrimonio Natural

Unas 500 personas, entre empleados de la factoría de Renault en Palencia y sus familias, fueron los encargados de llevar a cabo hoy la reforestación con más de 5.000 árboles de la Cañada Real burgalesa, entre las localidades palentinas de Tariego de Cerrato y Cevico de la Torre. Además de mejorar la biodiversidad de la zona y el asentamiento de fauna autóctona, facilita la absorción de 25 toneladas de CO2 al año. 

 

La Fundación Renault para la Inclusión y la Movilidad Sostenible programó esta actividad, en colaboración con Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León. La iniciativa se suma a los ambiciosos retos medioambientales del grupo que ha anunciado su compromiso de conseguir la neutralidad de carbono en Europa en 2040 y que en 2022 todos los vehículos de su nueva gama contarán con una versión electrificada.

 

La Cañada Real burgalesa, entre las localidades palentinas de Tariego de Cerrato y Cevico de la Torre, fue el lugar elegido para plantar el bosque Renault. Más de 5.000 árboles y arbustos de variedades autóctonas como encinas, quejigos, almendros y sabinas van a permitir transformar esta zona en un paraje con una mayor biodiversidad. Esta plantación va a permitir la reducción de 25 toneladas de CO2 al año.

 

Alrededor de 500 personas, entre empleados y sus familias, fueron los encargados de llevar a cabo esta plantación. Los técnicos de la Fundación de Patrimonio Natural formaron en un primer momento a todos los asistentes para conseguir que la plantación se realizara de manera correcta. El objetivo marcado era realizar una plantación de calidad, con árboles autóctonos, que no sólo permite mejorar la diversidad de plantas de la cañada sino también favorecer las especies de fauna existentes, pues los nuevos árboles aportarán semillas y alimentos a la fauna salvaje de la zona.

 

Renault recordó que la trashumancia ganadera a lo largo de la Cañada Real Burgalesa cesó en la década de los años 50 del siglo XX y actualmente estas vías pecuarias son auténticos corredores verdes donde muchas especies encuentran refugio, alimento y hábitat adecuado para su reproducción.  

 

La plantación del Bosque Renault es una acción muy en línea con la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de Renault Group, que cuenta con la transición ecológica como uno de sus principales pilares. De ahí que es un orgullo para la compañía que este bosque permita la absorción de 25 toneladas de CO2 al año.  

 

Hay que tener en cuenta que uno de los objetivos de Renault es lograr la neutralidad de carbono en Europa en 2040, en el mundo en 2050 y ello se va a lograr gracias a palancas como el desarrollo de baterías más sostenibles, la tarificación del carbono o la reducción en 2030 en un 50 por ciento de las emisiones que producen las plantas del Grupo en todo el mundo.  

 

Asimismo, de aquí a 2022, todos los nuevos modelos que se comercialicen dispondrán de una versión eléctrica o electrificada en un mercado en el que, dentro de cinco años, el 50 % de los vehículos vendidos funcionarán en eléctrico o en híbrido.

 

Una vez finalizada la plantación, Carlos Fraile, director de la Fundación Renault para la Inclusión y la Movilidad Sostenible, y Anne-Catherine Brieux, directora de la Factoría de Palencia, agradecieron a los empleados su participación en esta acción y han colocado una placa conmemorativa de la actividad donde se podía leer “Los trabajadores de Renault Group Palencia y la Fundación Renault para la Inclusión y la Movilidad Sostenible reforestaron esta cañada el 13 de noviembre de 2021”.

 

El director de la Fundación Renault para Inclusión y la Movilidad Sostenible, Carlos Fraile, comentó al término de la acción que es un orgullo para la entidad poner en marcha acciones encaminadas a mejorar el entorno medioambiental donde Renault está implantado y que -sin duda- contribuirán a la reducción de emisiones. "Doble orgullo teniendo en cuenta que los protagonistas de la acción han sido nuestros propios empleados”, dijo.

 

En la acción también participó la directora de la Factoría de Palencia, Anne Catherine Brieux, quien dijo que “es un orgullo que los empleados de la  planta de Renault en Palencia hayan sido los artífices de la recuperación medioambiental de esta zona tan próxima a la fábrica, donde la concienciación medioambiental es una máxima en el día a día como demuestra la profesionalidad con la que se trabaja el tratamientos de las aguas, la gestión de los residuos o el consumo energético”.