Los servicios municipales rematan el operativo de nevadas ante su posible activación en Palencia
Cyl dots mini

Los servicios municipales rematan el operativo de nevadas ante su posible activación en Palencia

Nieve en el Pico Cervero

En el plan, coordinado desde el Parque de Bomberos, participan profesionales de Policía Local, Servicios Sociales, Urbanismo, Medio Ambiente, Obras, Información y Registro, así como Urbaser, Palbús y Aquona

Los servicios municipales del Ayuntamiento de Palencia implicados en la puesta en marcha de la Guía de respuesta ante nevadas y olas de frío, documento que se incluye dentro del Plan Municipal de Protección Civil, se han reunido recientemente para repasar los pormenores del operativo en caso de ser necesaria su activación, "que en estos momentos se encuentra a expensas de la evolución de las previsiones meteorológicas, las cuales parece que son más benignas de lo que se estimaba inicialmente", indicó el responsable del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SEPEIS), Javier Villena.

 

Este plan, coordinado desde el Parque Municipal de Bomberos, cuenta con la participación de los profesionales de Policía Local, Servicios Sociales, Urbanismo, Medio Ambiente, Obras, Información y Registro, además de los integrantes de las empresas concesionarias de aseo urbano (Urbaser), transporte público (Palbús) o suministro y abastecimiento de agua (Aquona), entre otras, y prevé tres situaciones diferentes. 

 

La primera es la denominada de alerta o nivel '0', "que se centra en el control de las infraestructuras calificadas como críticas (hospitales, centros de salud, sedes administrativas, colegios...) y en la comunicación de forma puntual y actualizada a los actores implicados del estado meteorológico para, de este modo, tenerles prevenidos en caso de tener que intervenir", explicó Villena. 

 

En segundo lugar se encuentra la situación de emergencia o nivel '1', "que conlleva el despliegue de los diferentes servicios para asegurar el acceso a esas infraestructuras claves, el reparto de fundentes (en estos momentos se dispone de 100 toneladas) o la retirada de nieve allí donde sea necesario", detalló el coordinador de Bomberos; y, en tercero y último, se encuentra la situación de emergencia nivel '2', "que, básicamente, viene a reforzar los servicios y aumentar las frecuencias de las tareas asignadas que se activan en la fase anterior", agregó.

 

La activación o no de los diferentes niveles, que depende de la decisión del responsable del operativo, en este caso el propio coordinador municipal de Bomberos, "previa aprobación por parte del alcalde o concejal delegado", aclaró Javier Villena, se fundamenta en la información que transmite el personal que los diferentes servicios implicados tiene sobre el terreno, además de la incluida en los partes emitidos desde el 112 de Castilla y León o la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

Los principales objetivos que se persiguen con este plan ante fenómenos meteorológicos adversos son minimizar las caídas de peatones y accidentes de circulación, evitar desprendimientos de árboles, tendido eléctrico o cualquier otro elemento situado en la vía pública, y asegurar el acceso a las instalaciones críticas, la movilización de los servicios de emergencia y el transporte público de viajeros y mercancías. "En resumidas cuentas, que la actividad cotidiana pueda seguirse desarrollando con la mayor normalidad y menos riesgos posibles", explicó Villena.