Los palentinos gastaremos en rebajas una media de 60 euros

Rebajas, descuentos, precios

Este miércoles 7 de enero comienzan oficialmente las rebajas, aunque la presencia de descuentos ha sido notable desde el mes de noviembre. La Unión de Consumidores pide una reforma de la Ley de Comercio de Castilla y León que regule estas ventas. 

El 7 de enero de 2013 comenzarán las rebajas de invierno, ya que se mantiene dicha fecha más por costumbre que por ley. Pues se observan  descuentos generalizados en el comercio palentino desde hace un mes. Por ese motivo, una vez más, la Unión de Consumidores de Palencia solicita una reforma de la ley de Comercio de Castilla y León, pues la regulación de estas ventas favorece tanto a los comerciantes como a los consumidores, ya que la liberalización de los descuentos, al final supone que el cliente no adquiera más que los productos que necesita.

 

Por dicho motivo la Unión de Consumidores con los datos que maneja puede determinar que el gasto medio en las rebajas por consumidor ascenderá a unos 60 euros por persona, dirigiendo una vez más sus compras a la adquisición de productos textiles y calzado.

 

Los consumidores deben de tener en cuenta, que los productos que se ponen a la venta en esta época deben ser los mismos que se están vendiendo durante todo el año, y el precio rebajado debe de ser el que constaba en el producto el mes anterior al periodo de rebajas y no podrá ser objeto de rebajas los productos, que no se hayan puesto a la venta en condiciones de precio ordinario, con anterioridad o productos deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a precio inferior al ordinario.

 

La duración de cada período de rebajas será como mínimo de una semana y como máximo de dos meses, de acuerdo con la decisión de cada comerciante, dentro de las fechas concretas que fija la Junta de Castilla y León. Las fechas elegidas como inicio y fin de la venta en rebajas deben exponerse en los establecimientos comerciales en un lugar visible al público.

 

Como todos los años, la Unión de Consumidores recomienda que no se compre impulsivamente, lo que puede suponer que se compre algo a lo que después no vaya a darse uso.

 

Para evitar estos impulsos en las compras, se  puede hacer hacer un listado de productos a comprar, antes de salir de compras, así como poner un tope de dinero para gastar. 

 

En cuanto a las devoluciones, el consumidor debe tener en cuenta que cuando adquiere un producto, esté o no de rebajas, existe la obligación de cambiarlo o devolver el dinero siempre y cuando este se encuentre defectuoso, roto o estropeado; cuando no se ajuste a las características descritas; cuando no sirva para el uso al que ordinariamente se destina o si se le ha indicado manifiestamente al vendedor que no sea apto para el uso especial que pretendemos darle.