Los impuestos que vienen tras las elecciones: qué va a subir y a quiénes va a afectar

Hacienda, Agencia Tributaria, AEAT, declaración de la Renta, contribuyente

Grandes empresas y fortunas, Google, las transacciones financieras y las rentas más altas, en el objetivo del Gobierno, que tampoco descarta equiparar el precio del diésel y la gasolina.

El Gobierno mantiene sus previsiones de crecimiento pero estima que el paro no bajará del 10% hasta el año 2022, ejercicio para el que aplaza el lograr equilibrio presupuestario, ya que contempla un déficit del 2% este ejercicio, del 1,1% en 2020 y del 0,4% en 2021. La presión fiscal en el periodo se elevará en unos 26.000 millones de euros, hasta el 37,2%.

 

Según recoge el Programa de Estabilidad 2019-2022 remitido por este martes por el Ejecutivo a Bruselas, planea un aumento de la presión fiscal, de forma que se elevará del 35,7% de este año al 36,5% en 2020, para continuar subiendo al 36,9% en 2021 y cerrar el periodo en el 37,3% en el año 2022. Esto supone un alza de alrededor de 26.000 millones en el periodo.

 

Para poder asumir este incremento del gasto, el Plan de Estabilidad recoge las nuevas medidas fiscales incluidas ya en el proyecto de Presupuestos de 2019 y que el Ejecutivo cifra en 5.654 millones, como el aumento de Sociedades, la rebaja del tipo para pymes, el aumento del IRPF, la fiscalidad verde, la rebaja del IVA a los servicios veterinarios y del libro electrónico, el incremento de Patrimonio y la creación de la 'tasa Google' y la 'Tasa Tobin', además de las medidas de lucha contra el fraude.

 

IRPF. El Gobierno contempla la subida de dos puntos del tramo máximo del IRPF, el que rige para los contribuyentes que ganan más de 130.000 euros. Son unas 90.000 personas de los más de 19 millones de contribuyentes. Pagarán un gravamen máximo del 47% en lugar del 45% actual. Este tramo máximo aumentará en cuatro puntos para los que declaren más de 300.000 euros al año: del 45 al 49%.

 

Sociedades. El Gobierno persigue una mayor tributación de las grandes empresas. En concreto, implantará una tributación mínima del 15% sobre la base imponible del impuesto de sociedades. Afectará a los grupos de empresas y a aquellas con una facturación por encima de los 20 millones de euros.

 

Se impone también un tipo mínimo del 18% para la banca y petroleras, y un gravamen del 5% a los dividendos del extranjero para recaudar 1.776 millones. Además, Hacienda sube los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades un punto, al 24%, para las empresas que facturan más de 10 millones de euros, y seis puntos, también al 24%, para el resto.

 

Tasa 'Google'. Se está tramitando en el congreso para recaudar 1.200 millones de euros al año de empresas que facturen 750 millones de euros al año a nivel mundial y siempre que al menos tres millones sean en España: está diseñada para el gigante de Internet. Se gravarán un 3% los ingresos generados por la publicidad dirigida en línea, la intermediación en línea y la venta de datos. 

 

Tasa 'Tobin'. Se trata de un impuesto a las transacciones financieras que también se está tramitando en el Congreso. Gravará con un 0,2% las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas, pero no las salidas a Bolsa.

 

Impuesto al Diésel. El Gobierno lo llama fiscalidad verde y se trata de equipara el precio del gasóleo a la gasolina. Aunque no se ha citado en campaña, Sánchez no ha abandonado el proyecto de equiparar el precio de los carburantes, que se incluyó en los Presupuestos para recaudar 670 millones de euros este año. 

 

Patrimonio. En su proyecto de cuentas para 2019 el Gobierno también contemplaba una subida del tipo del impuesto de patrimonio del 1% para las fortunas de más de 10 millones de euros. Se calcula ingresar 339 millones.