Los embalses del Duero siguen bajando de nivel y rozan la mitad de su capacidad

El embalse de Ricobayo, este día 1 de mayo. Foto: F. Oliva

Los embalses del Duero bajan al 52,8% de su capacidad y se sitúan por debajo de la media de los últimos 10 años, pero con el doble de reservas que hace un año.

La reserva hidráulica de los embalses de la Cuenca del Duero se encuentra al 52,8 por ciento de su capacidad, frente al 53,7 por ciento de la semana anterior (0,9 puntos menos), según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica que informa de que los pantanos de esta cuenca albergan 3.963 cúbicos de una capacidad total de 7.507.

 

Con esos 3.963 hectómetros cúbicos almacenados y el 52,8 por ciento de la capacidad total casi doblan el dato de almacenamiento de agua de la misma semana del año 2017 (2.366 hectómetros cúbicos) pero se sitúan ligeramente por debajo de la media de los últimos diez años (4.000 hectómetros cúbicos). Los embalses tiene, efectivamente, mucha más agua que en el dramático final de 2017, pero empiezan a apuntar hacia abajo.

 

Así, el embalse del Esla (Zamora) acumula 536,98 hm3 de los 1.200 que tiene de capacidad máxima, con lo que está a menos del 50%; hace un mes tenía más de 670 hectómetro cúbicos. El embalse de Almendra (Salamanca) tiene 1.203,68 hm3, menos de la mitad de su capacidad total. Hace un mes superaba los 1.300 hectómetros cúbicos.

 

Por su parte, la reserva hidráulica española está al 52,3 por ciento de su capacidad total ya que los embalses almacenan en la actualidad un total de 29.309 hectómetros cúbicos, lo que representa un descenso de 481 hectómetros cúbicos, el 0,9 por ciento de la capacidad total.

 

Según los mismos datos ministeriales, las precipitaciones han sido escasas en la vertiente Atlántica y "muy escasas" en la vertiente Mediterránea y la máxima se ha producido en San Sebastián-Donostia con 48,0 litros por metro cuadrado.