Llega la temida subida del diésel: aumento de impuestos para empezar a igualarlo con la gasolina
Cyl dots mini

Llega la temida subida del diésel: aumento de impuestos para empezar a igualarlo con la gasolina

Mangueras de carburante en una estación de servicio. Foto: EP

El proyecto de Presupuestos del Estado contempla un aumento de impuestos de unos céntimos que se trasladará al surtidor: 2,3 euros más por cada depósito lleno.

El Gobierno ha llevado a efecto la subida al diésel con la que lleva flirteando desde hace años, lo que tendrá un traslado directo en el precio del carburante en el surtidor: unos céntimos más por cada litro y más de tres euros de media por llenar un depósito. Una medida con la que espera recaudar unos 500 millones de euros extra y que es el primer paso para equiparar los impuestos del diésel, mucho más bajos, con los de la gasolina.

 

La medida se incluye en la lista de los Presupuestos Generales del Estado. En el proyecto presentado este martes, el impuesto al diésel pasará de 30,7 céntimos el litro a 34,4 céntimos, mientras que la gasolina se quedará como está, con una tasa de 40,07 céntimos por litro. Eso ayudará a impulsar los ingresos del Estado por impuestos especiales hasta los 21.809 millones de euros, un 12% más, de los que algo más de 500 millones responden a esta medida concreta.

 

La subida supondrá que llenar un depósito de 50 litros costará 3,4 euros más que ahora y es el primer paso para la equiparación de los impuestos entre diésel y gasolina que anunció hace años el primer gobierno de Pedro Sánchez. En los presupuestos de 2019 estaba previsto un aumento de impuestos al diésel para igualarlos a los de la gasolina, y para 2021 se retoma esa idea porque la diferencia de impuestos entre los dos carburantes mayoritarios “no tiene razón de ser”.

 

Esto supone, según detalló la ministra Montero, un incremento de 38 euros por cada mil litros, o lo que es lo mismo, 3,45 euros más al mes para un consumidor que haga unos 15.000 kilómetros al año. También precisó que se mantiene la tributación actual del gasóleo para uso profesional, y concretó que este incremento aportará a las arcas públicas 500 millones de euros adicionales en dos años.