'Limosnas 4.0': Las iglesias de Salamanca estrenan el cepillo electrónico

Cepillo electrónico en la igleisa de la Purísima (Foto: F. Oliva)

El nuevo sistema ha empezado a funcionar hace tan solo una semana en las Iglesias salmantinas de San Sebastián, San Martín y la Purísima. 

Se acabó la calderilla como único gesto caritativo. La voluntad tiene ahora miras mayores. Voluntarias, siempre, eso sí, pero con limosnas más acordes a los tiempos que corren. Saque la tarjeta de crédito o el teléfono móvil e incluso ese reloj inteligente que lleva en la muñeca, la Iglesia y los necesitados se lo agradecerán, ahora si, no hay excusas. 

 

Si es fiel y quiere afrontar obras, mejoras o cualquier otro gasto ya pueden hacerlo sin monedero en mano. Al menos en Salamanca se han propuesto que así sea. Lo han hecho instalando cepillos electrónicos en varias de sus iglesias.

 

Concretamente, en la Purísima, San Martín y San Sebastián. Son las primeras en instalar este nuevo modelo de pago y en las que los fieles podrán hacer sus donativos sin necesidad de entregar monedas o billetes.

 

Una sencilla máquina permite hacer los pagos bien en efectivo o bien a través de la tarjeta o el terminal telefónico. En la pantalla un sencillo sistema le da la opción de abonar cantidades. Sin duda un intento por modernizar un elemento más de la Iglesia y facilitar la transición entre los métodos tradicionales y las nuevas tecnologías.

 

 

Con los donativos que se recauden, al igual que los recibidos a través de los 'cepillos' tradicionales que se continuarán pasando en los oficios religiosos, se destinarán a fines sociales, caritativos, pastorales o de mantenimiento de las parroquias.