Las pausas para tomar un café o fumar un cigarro pueden dejar de contarse como parte de la jornada laboral

Registro jornada

La inspección de Trabajo recomienda recoger todas las pausas de la jornada laboral y abre la puerta a no considerar los descansos como tiempo de trabajo efectivo: deberá generalizarse su negociación.

La Inspección de Trabajo ha publicado el 10 de junio de 2019 su criterio técnico 101/2019 sobre actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de registro de jornada. Este documento marca a los inspectores cómo van a hacer las inspecciones sobre el cumplimiento de la nueva normativa, que se van a empezar a producir. Y entre las principales indicaciones, hay una que abre la puerta a sacar del cómputo de horas el tiempo de las pausas, para tomar un café o fumar un cigarrillo.

 

Según la instrucción, "no se exige expresamente el registro de las interrupciones o pausas entre el inicio y la finalización de la jornada diaria, que no tengan carácter de tiempo de  trabajo efectivo". Sin embargo, se añade que "mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, el registro de jornada podrá organizarse de manera que incluya las interrupciones o pausas que se consideren, siempre y cuando el registro incluya necesariamente el horario de inicio y finalización de la jornada".

 

Esta apreciación abre la puerta a especificar lo que es jornada laboral y distinguir entre el horario y la jornada laboral efectiva, la que se contabilizaría a efectos de sueldos, retribuciones, cotizaciones... Añade, además, que es en la negociación sobre la la organización y documentación del registro donde se debe precisar cómo considerar todos los aspectos relacionados con el registro de interrupciones, pausas o flexibilidad de tiempo de trabajo.

 

Según esta instrucción, se puede suponer que no todo el tiemo de trabajo es tiempo efectivo ya que no todas las pausas entrarían dentro del cómputo de las horas de trabajo. Esto habrá de negociarse en convenios o acuerdos, y de hecho hay sectores que ya lo tienen fijado, y con el nuevo registro de la jornada debería generalizarse.

 

La instrucción abunda en este asunto cuando añade que "sería conveniente que el registro utilizado en la empresa ofrezca una visión adecuada y completa del tiempo de trabajo efectivo"  y que el empresario registrara este tipo de pausas, porque en caso contrario podría presumirse que jornada laboral efectiva es toda aquella que transcurre entre la hora de inicio y finalización de la jornada de trabajo registrada.

.

Noticias relacionadas