Las obras del programa Rehabitare de una vivienda en Villada finalizadas por 42.000 euros
Cyl dots mini

Las obras del programa Rehabitare de una vivienda en Villada finalizadas por 42.000 euros

Firma del convenio del programa Rehabitare

La directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta de Castilla y León, María Pardo, visita el resultado final del domicilio

La Consejería de Fomento y Medioambiente finalizó las obras de una vivienda en la localidad palentina de Villada dentro del programa Rehabitare, con una inversión de 42.000 euros. Estas intervenciones han permitido la demolición del rodapié y alicatados en cocina y baño, así como levantado de carpinterías, de la instalación eléctrica y de fontanería; eliminación de las humedades y mejora del aislamiento térmico y acústico del inmueble. 

 

Además, se ha renovado la instalación eléctrica, la térmica y la de fontanería en baño y cocina y se ha procedido a la colocación de una antena de televisión. De igual modo, la parcela se ha abierto un acceso en el vallado perimetral con aceras de hormigón, algo que ha presenciado la directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta de Castilla y León, María Pardo, durante su visita.

 

Esta vivienda se incorporó al parque público de alquiler social gracias al programa Rehabitare, que desde 2016 viene desarrollando la Junta de Castilla y León con los ayuntamientos y posteriormente con los obispados, con el objetivo de recuperar viviendas de titularidad municipal que se encuentran desocupadas y cuya rehabilitación y recuperación es interesante para el medio rural. 

 

Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro del patrimonio municipal. 

 

Ambos programas forman parte del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social para facilitar el acceso a una vivienda a aquellas familias y personas más necesitadas, a través de ayudas y de la creación de un parque público de vivienda en alquiler.

 

Estos programas de rehabilitación de viviendas también consiguen restaurar inmuebles valiosos patrimonialmente, revitalizar los espacios tradicionales del entramado urbano municipal y, sobre todo, fijar población en el medio rural. 

 

Además, también se configuran como un instrumento de reactivación económica y de creación de empleo en los municipios, gracias a la implicación de las empresas locales en las obras de rehabilitación que se acometan a su amparo.