Las 25 capitales de provincia por las que Ciudadanos tiene 'en ascuas' a PP y PSOE

Cierre de campaña de Ciudadanos en el Parque Alfredo Kraus en Madrid

Ciudadanos tiene la llave de la alcaldía de 25 capitales: en 15 el PP puede ganar pero necesitará sumar al partido naranja y además a Vox.

Ciudadanos tiene en su mano decidir la alcaldía de 25 capitales de provincia, en las que los resultados del pasado domingo han situado a la formación naranja en posición de negociar alcaldías para el PP o para el PSOE, sin descartar que pueda pedir la vara de mando a cambio del apoyo en otras instituciones.

 

De las 52 capitales de provincia, incluidas Ceuta y Melilla, los resultados de las elecciones locales del domingo sólo han dejado tres mayorías absolutas en Soria, Huelva y Zamora, las dos primeras del PSOE y la tercera, de IU, mientras que el panorama está abierto en las otras 49 ciudades. Las negociaciones tienen que concluir antes de que el próximo 15 de junio se constituyan a la vez todos los ayuntamientos de España.

 

La formación naranja se ha convertido en fuerza decisiva en 25 grandes ciudades, en las que el voto de Cs puede decidir un alcalde socialista o 'popular'. En 15 de esos ayuntamientos, los 'populares no sólo necesitan a Ciudadanos sino también a Vox, mientras que los socialistas pueden llegar a mandar en casi todos los casos sólo con el partido naranja. Hay excepciones, Tenerife, Santander y Logroño, donde las formaciones locales Coalición Canaria, PRC y Partido Riojano entran también en liza.

 

Las comunidades con más incógnitas de momento son Madrid y Aragón, donde se negocia el Gobierno autonómico y los ayuntamientos. En la capital de España la suma PP-Cs-Vox podría dar la alcaldía a los 'populares', pero una hipotética alternativa de izquierda pasaría también por Ciudadanos.

 

En Aragón, los ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel están también en el aire y cualquier ecuación para quien quiera llegar al poder tiene que incluir al partido naranja. En las dos primeras ciudades ganó el PSOE y en Teruel lo hizo el PP, pero el primero depende de Cs y el segundo, además, de Vox en los tres casos.

 

Estas mismas dos alternativas, o PSOE-Cs o PP-Cs-Vox, se plantean en Extremadura para los consistorios de Cáceres y de Badajoz, en Castilla y León, en los ayuntamientos de Palencia, León y Burgos, en los andaluces de Jaén y Granada, y en el manchego de Ciudad Real. Los socialistas necesitarán a Ciudadanos pero también a otras fuerzas en Melilla, Guadalajara, Santander, Córdoba y Alicante, donde matemáticamente pueden formar alternativa.

 

A estos casos se suman los de Albacete y Salamanca, en los que Ciudadanos tiene la llave tanto para un gobierno con el PP como para otro con el PSOE, aunque en la primera ciudad ganaron los 'populares' y en la segunda, los socialistas.

 

Con respecto al PP, depende únicamente del partido naranja en Salamanca, Murcia, Oviedo, Málaga, Almería y Alicante, mientras que tienen que acordar también con Vox en el resto de ayuntamientos donde pueden gobernar, ya que no se han hecho con ninguna alcaldía de provincia por mayoría absoluta. También pueden hacerse con el consistorio de Logroño si el Partido Riojano opta por apoyar la suma PP-Cs, porque también podría dar la vara de mando a un acuerdo PSOE-Cs.